La compañía de comercialización multiniveles AdvoCare pagará $150 millones de dólares para resolver los cargos de la FTC por operar un esquema piramidal ilegal

La compañía, su ex Director Ejecutivo y dos promotores principales están sujetos a una prohibición permanente que les impide operar en el sector de comercialización multiniveles

Comparta esta Página

Para su difusión

Para resolver los cargos de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), que indican que la compañía de comercialización multiniveles AdvoCare International L.P. y su ex director ejecutivo operaron un esquema piramidal multiniveles con el que engañaron a los consumidores para que creyeran que podrían tener ganancias como “distribuidores” de sus productos para la salud y el cuidado personal, pagarán $150 millones de dólares y se someterán a una prohibición que les impide operar en el sector de negocios de comercialización multiniveles. Dos promotores principales también resolvieron los cargos que indican que promocionaron el esquema piramidal ilegal e indujeron a error a los consumidores con respecto a sus potenciales ingresos aceptando una prohibición que les impide operar en el sector de comercialización multiniveles y una sentencia monetaria de $4 millones de dólares que quedará suspendida cuando cedan la propiedad de activos por montos considerables.

Acuerdo Resolutorio de FTC con Advocare. Fin inmediato del esquema piramidal. Prohibido involucrarse en cualquier negocio de multinivel en el futuro. $150 millones para reembolsar a los consumidores.En la demanda presentada por la FTC ante una corte federal también se acusa a otros dos promotores principales de AdvoCare, Danny y Diane McDaniel, de promocionar ilegalmente un esquema piramidal, efectuar declaraciones engañosas sobre los ingresos y proveer a terceros los medios e instrumentos para hacer lo mismo.

La FTC alega que AdvoCare, con sede en Texas, promocionó una oportunidad de negocio que consistía en la distribución de productos para la salud y el cuidado personal, como la bebida energética Spark, a través de una red de cientos de miles de participantes, conocidos en la compañía como distribuidores. De acuerdo a lo que se indica en la demanda de la FTC, AdvoCare promocionó su oportunidad de negocio a través de conferencias, seminarios web, conferencias telefónicas, podcasts, posteos en medios sociales y materiales impresos.

La FTC alega en su demanda contra AdvoCare, el ex director ejecutivo Brian Connolly y los distribuidores Carlton y Lisa Hardman y Danny y Diane McDaniel, que las partes mencionadas declararon falsamente que estaban ofreciendo una solución financiera que cambiaría la vida de cualquier persona permitiéndole ganar ingresos ilimitados, alcanzar la libertad financiera y abandonar su trabajo normal.

La FTC alega que, en realidad, la vasta mayoría de los distribuidores de AdvoCare no ganó nada de dinero o perdió dinero.

El Director del Buró de Protección del Consumidor de la FTC, Andrew Smith, dijo al respecto: “Los negocios que operan legítimamente ganan dinero con la venta de productos y servicios, y no con el reclutamiento. El estímulo para reclutar, especialmente cuando viene acompañado de declaraciones engañosas y ganancias infladas, es el sello característico de un esquema ilegal. La FTC está comprometida en la clausura de los esquemas piramidales ilegales como este y, toda vez que sea posible, se propone recuperar el dinero para devolvérselo a los consumidores”.

Según la FTC, AdvoCare operó un esquema piramidal ilegal que impulsaba a los distribuidores a enfocarse en el reclutamiento de distribuidores nuevos en lugar de hacerlo en las ventas minoristas a clientes. La estructura de compensación también incentivó a los distribuidores a comprar grandes cantidades de productos de AdvoCare para participar en el negocio y el reclutamiento de una línea descendente, o downline, de otros participantes con los mismos incentivos. Como explicó uno de los distribuidores de AdvoCare durante la capacitación de la compañía llamada Success School, la directiva de esta estructura era “reclutar hacedores de negocios que recluten hacedores de negocios que recluten hacedores de negocios ...”

La FTC alega que bajo el plan de compensación de AdvoCare, a los participantes se les cobró un cargo de $59 para convertirse en miembros, con lo cual adquirían elegibilidad para recibir descuentos sobre los productos y para vender los productos al público. Sin embargo, para que los participantes pudieran acceder a todas las formas posibles de compensación, tenían que convertirse en “asesores”, lo cual habitualmente les exigía que gastaran entre $1,200 y $2,400 en compras de productos de AdvoCare y que acumularan un volumen anual de compras de productos por miles de dólares. La FTC alega que los ingresos de los asesores de AdvoCare se basaban en su éxito en el reclutamiento de participantes, y las recompensas más altas eran para aquellos que reclutaran la mayor cantidad de asesores y generaran el mayor volumen de compra dentro de su red de distribuidores.

La FTC alegó que, para reclutar a otras personas, AdvoCare y los otros demandados les dijeron a los distribuidores que efectuaran declaraciones exageradas sobre la suma promedio de dinero que podrían ganar – tanto como cientos de miles o millones de dólares por año. La FTC alega que los distribuidores les dijeron que crearan relatos emotivos en los cuales describieran las dificultades financieras que padecieron antes de unirse a AdvoCare y el éxito financiero que lograron a través de AdvoCare. Se alega también que se le instruyo a los distribuidores a infundir miedo a los potenciales reclutados diciéndoles que si se negaban a invertir en AdvoCare lo lamentarían más tarde.

La FTC alega que los demandados les dijeron a los consumidores que podrían ganar altos ingresos promocionando los productos de AdvoCare y que su capacidad de ingresos sólo estaba limitada por su propio esfuerzo. Por ejemplo, la promotora de AdvoCare Diane McDaniel les dijo a los consumidores “... el cielo es el límite. La variable soy yo. Yo puedo decidir lo que verdaderamente deseo de acuerdo al esfuerzo que haga” y “se pueden obtener ganancias increíbles hasta el infinito”.

La FTC alegó que, en realidad, AdvoCare no les ofreció a los consumidores ningún camino viable hacia la libertad financiera. En 2016, el 72.3 por ciento de los distribuidores no obtuvo ninguna compensación de parte de AdvoCare; otro 18 por ciento ganó entre un centavo y $250; y otro 6 por ciento ganó entre $250 y $1,000. La distribución anual de ganancias fue casi idéntica desde 2012 hasta 2015.

Además de pagar $150 millones de dólares y someterse a una prohibición de carácter permanente que les impide participar del sector de comercialización multiniveles, la orden de acuerdo con AdvoCare y Connolly les exige que notifiquen a todos los distribuidores de AdvoCare acerca de la demanda de la FTC y el respectivo acuerdo, y que les informen lo siguiente:

  • Que ya no podrán obtener compensación en base a las compras de los distribuidores de sus redes.
  • Que si tienen pérdidas significativas por el ejercicio de su negocio con AdvoCare, pueden obtener un reembolso parcial de su dinero de parte de la FTC.
  • Que si deciden discontinuar su participación en la oportunidad de negocio, AdvoCare les ofrece un reembolso del 100 por ciento por los productos no usados conforme a sus políticas de reembolso vigentes.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar la demanda y la orden acordada/orden de interdicto de carácter final fue 5-0. La FTC presentó la demanda y orden acordada/orden de interdicto de carácter final ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Este de Texas.

NOTA: La Comisión presenta una demanda cuando existe una “razón para creer” que los demandados mencionados están infringiendo la ley o están a punto de infringirla y cuando la Comisión considera que el procedimiento es de interés público. Las órdenes de interdicto/ Las órdenes acordadas de carácter final adquieren fuerza de ley cuando son aprobadas y firmadas por el juez de la Corte de Distrito.

La Comisión Federal de Comercio trabaja para promover la competencia y proteger y educar a los consumidores. Usted puede aprender más sobre los temas de interés de los consumidores y presentar una queja de consumidor en internet o llamando al 1-877-FTC-HELP (382-4357). Haga clic en la opción “me gusta” la FTC en Facebook, “síganos” en Twitter en @LaFTC, lea los artículos de nuestro blog y suscríbase a los comunicados de prensa para acceder a las noticias y recursos más recientes.

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Peter Kaplan
Oficina de Asuntos Públicos
202-326-2334

Jay Mayfield
Oficina de Asuntos Públicos
202-326-2656

CONTACTO(S) CON EL PERSONAL:
Aaron Haberman
FTC de la Región Sudoeste
214-979-9381


M. Hasan Aijaz
FTC de la Región Sudoeste
214-979-9386