La FTC presenta cargos contra Sage Auto Group con sede en Los Angeles por emplear tácticas de ventas y financiación engañosas y desleales

Comparta esta Página

Para su difusión

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) ha acusado a nueve concesionarios de la región de Los Angeles y a sus propietarios de emplear una amplia variedad de prácticas de ventas y financiación engañosas y desleales. La acción de la FTC presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de California procura el cese de dichas prácticas y la devolución del dinero a los consumidores.

Esta es la primera acción de la FTC contra un concesionario de carros por incurrir en tácticas de financiación “yo-yo” que consistían en usar el engaño y otras prácticas ilegales de presión para obligar a los consumidores que ya habían firmado contratos y ya se habían llevado los carros de los locales de los concesionarios a aceptar un acuerdo de financiación diferente. La FTC también alega que los demandados agregaron cargos extras no autorizados por “adicionales” o por productos o servicios accesorios en los acuerdos de venta de carros financiados por los consumidores.

 Jessica Rich, Directora del Buró de Protección del Consumidor de la FTC dijo al respecto: “El proceso de compra de un carro es una calle de doble vía. La FTC espera que los concesionarios cumplan con sus obligaciones y perseguirá a aquellos que empleen tácticas de financiación yo-yo y que empaqueten costosos cargos indeseados en los contratos de los consumidores.”

De acuerdo a los términos de la demanda de la FTC, los demandados atraen a los consumidores, particularmente a los que tienen problemas financieros y no hablan inglés, a su locales con anuncios publicitarios impresos y difundidos en internet, radio y televisión en los que se efectúan una serie de declaraciones falsas entre las que se incluyen que los vehículos estaban generalmente disponibles de acuerdo a los términos publicados y que los consumidores pueden comprar vehículos a precios bajos, financiarlos con pagos mensuales bajos o con adelantos de bajo monto.  Entre otras de las declaraciones engañosas se incluyen que los consumidores pueden financiar la compra de los vehículos – cuando en realidad son ofrecimientos de leasing – que los demandados pagarán la diferencia de los vehículos entregados en parte de pago por los consumidores, aunque finalmente los responsables de pagar cualquier monto adeudado por el canje del vehículo son los consumidores.

En la demanda de la FTC además se alega que los demandados usaron comentarios falsos publicados en línea para promocionar sus concesionarios y para desacreditar los comentarios negativos que destacaban sus prácticas ilegales. Presuntamente, los demandados y sus empleados publicaron comentarios positivos de cinco estrellas en internet que supuestamente eran de comentaristas objetivos o independientes y que no revelaron su relación con los concesionarios.

Además de los cargos por publicidad y comercialización engañosa, la FTC ha alegado que varias de las tácticas de financiación de los demandados son engañosas y desleales.  Como parte del proceso de venta y financiación, los demandados ofrecen varios productos adicionales como garantías extendidas, protección garantizada para el vehículo (GAP) y planes de mantenimiento o servicio.  La FTC alega que los demandados han infringido la Ley de la FTC cobrándoles adicionales a algunos consumidores sin su consentimiento o declarando falsamente que esos productos eran obligatorios o gratuitos.

Y según se establece en la demanda, en algunos casos, después de que los consumidores habían firmado los contratos, los demandados manifestaban falsamente que los consumidores debían firmar un nuevo contrato con términos diferentes.  En otras instancias, los demandados les dicen a los consumidores que han completado contratos de financiación que los contratos están cancelados y manifiestan falsamente que los demandados tienen permitido quedarse con los pagos adelantados de los consumidores o con los vehículos entregados en parte de pago por los consumidores.  En algunos casos, cuando los consumidores exigen que se cumplan los términos del contrato o se niegan a cumplir con las exigencias de los demandados, los demandados representan falsamente que los consumidores serán responsables de responder antes las acciones legales, como demandas judiciales, recuperaciones de vehículos o arrestos penales por robo de vehículos.

En su demanda, la FTC también acusa a los demandados de infringir la Ley de Veracidad en las Operaciones de Préstamo (TILA) y la Regulación Z, y la ley que regula las operaciones de leasing de los consumidores llamada Consumer Leasing Act y la Regulación M, omitiendo revelar claramente en su publicidad la información sobre el crédito y el leasing requerida.

Los demandados son Universal City Nissan Inc., también en ejercicio del comercio bajo el nombre Universal Nissan; Sage Downtown Inc., también en ejercicio del comercio bajo el nombre Kia of Downtown Los Angeles; Glendale Nissan/Infiniti Inc., también en ejercicio del comercio bajo el nombre Glendale Infiniti and Glendale Nissan; Valencia Holding Co. LLC, también en ejercicio del comercio bajo el nombre Mercedes-Benz of  Valencia; West Covina Auto Group LLC, también en ejercicio del comercio bajo el nombre West Covina Toyota y West Covina Toyota/Scion; West Covina Nissan LLC,; Covina MJL LLC, también en ejercicio del comercio bajo el nombre Sage Covina Chevrolet; Sage North Hollywood LLC, también en ejercicio del comercio bajo el nombre Sage Pre-Owned; ySage Vermont LLC, también en ejercicio del comercio bajo el nombre Sage Hyundai.

También están acusados Joseph Schrage, también conocido como Joseph Sage, Leonard Schrage, también conocido como Leonard Sage, y Michael Schrage, también conocido como Michael Sage; Sage Holding Company Inc.; y Sage Management Company Inc.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar la presentación de la demanda contra Sage Auto Group fue 2-1 con el disentimiento del Comisionado Ohlhausen.

NOTA: La Comisión presenta una demanda cuando existe una “razón para creer” que la ley ha sido o está siendo violada, y cuando la Comisión considera que el procedimiento es de interés público. El caso será decidido por la corte.

Para más información, lea ¿Los anuncios de carros le están dando vueltas a su cabeza?, Cómo comprar un carro nuevo y Cómo comprar un carro usado.

La Comisión Federal de Comercio trabaja para promover la competencia y proteger y educar a los consumidores. Usted puede aprender más sobre los temas de interés de los consumidores y presentar una queja de consumidor en internet o llamando al 1-877-FTC-HELP (382-4357).  Haga clic en la opción “me gusta” la FTC en Facebook, “síganos” en Twitter, lea los artículos de nuestro blog y suscríbase a los comunicados de prensa para acceder a las noticias y recursos más recientes.

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: 
Frank Dorman 
Oficina de Asuntos Públicos
202-326-2674

CONTACTO CON EL PERSONAL:
Thomas Widor
Buró de Protección del Consumidor
202-326-3039

Daniel Dwyer
Buró de Protección del Consumidor
202-326-2957