MoneyGram acepta pagar $125 millones de dólares para resolver las alegaciones que indican que la compañía infringió la orden de la FTC del año 2009 y quebrantó un acuerdo de enjuiciamiento diferido con el DOJ de 2012

Comparta esta Página

For Release

MoneyGram International, Inc. ha aceptado pagar $125 millones de dólares para resolver las alegaciones que indican que la compañía no tomó las medidas requeridas por una orden de la Comisión Federal de Comercio (FTC) de 2009 para acabar con las trasferencias de dinero fraudulentas que les cuestan millones de dólares a los consumidores de E.E. U.U.

El pago de $125 millones de dólares es parte de un acuerdo global que resuelve las alegaciones que indican que MoneyGram también infringió un acuerdo separado de enjuiciamiento diferido con el Departamento de Justicia del año 2012.

El Chairman de la FTC, Joe Simons, dijo al respecto: "La orden de la FTC de 2009 le exigía a MoneyGram que protegiera a los consumidores contra el fraude a través de su sistema de transferencias de dinero, y hoy estamos responsabilizando a MoneyGram por no haberlo hecho. La alegada falta de implementación de MoneyGram de las disposiciones clave de la orden permitió que los estafadores continuaran usando su sistema de transferencias de dinero para timar a los consumidores”.

Las transferencias de dinero son el método de pago preferido de los defraudadores porque el dinero que se envía a través de los sistemas de trasferencias de dinero se puede retirar rápidamente en locaciones de todo el mundo, y una vez que se paga el dinero, es casi imposible que los consumidores lo recuperen. Además, estos sistemas suelen permitir que los estafadores oportunistas permanezcan en el anonimato cuando reciben el dinero de sus víctimas.

En su nueva presentación que aborda las infracciones de la orden de 2009, la FTC alega que MoneyGram no implementó el programa integral de prevención contra el fraude establecido en la orden de 2009 que le exigía a la compañía que investigara, restringiera, suspendiera y cesara de inmediato a los agentes altamente fraudulentos.

La orden de 2009 le exigía a MoneyGram que realizara investigaciones de fraude oportunas con respecto a cualquier locación de sus agentes que hubiera recibido dos o más quejas de fraude dentro de un plazo de 30 días; tuviera una cantidad de quejas de fraude equivalente a un 5 por ciento o más del total mensual de las transacciones recibidas en la locación; o que hubiera mostrado cualquier actividad de transferencia de dinero inusual o sospechosa. También debía cesar a aquellas locaciones que pudieran ser cómplices de transferencias de dinero inducidas por fraudes.

La FTC alega que durante años MoneyGram tuvo conocimiento de los altos niveles de fraude y actividades sospechosas que involucraban a ciertos agentes, incluida una gran cadena de agentes. La FTC señala que, por ejemplo, las normas que estableció MoneyGram para tomar acciones disciplinarias no cumplían con los requerimientos de la orden de 2009 ya que según esas normas los agentes debían tener un nivel excesivo de altas tasas de fraude antes de que fueran suspendidos o cesados. Paralelamente, con frecuencia MoneyGram tampoco realizó prontamente las revisiones o no suspendió o cesó a los agentes, particularmente aquellos de las locaciones más grandes con altos niveles de fraude.

Por ejemplo, la FTC alega que MoneyGram no le impuso ninguna restricción a una gran cadena de agentes hasta aproximadamente mediados de 2013, aunque esa cadena tuvo más quejas de fraude que cualquier otro agente de MoneyGram en todo el mundo. Algunas locaciones de la cadena tenían tasas de fraude de hasta el 50 por ciento del total de las actividades de transferencias de dinero. Según la FTC, cuando MoneyGram tomó acciones disciplinarias lo hizo concentrándose en pequeños agentes de bajo volumen con altos niveles de fraude, mientras que a los agentes de grandes cadenas los trató de manera diferente.

La FTC también alega que en 2015 y 2016 el sistema informático de monitoreo de MoneyGram diseñado para bloquear el uso de su servicio por parte de defraudadores conocidos tuvo desperfectos por un período de 18 meses. Durante ese tiempo, MoneyGram no bloqueó a los individuos que la compañía sabía o debió haber sabido que estaban usando su servicio para cometer fraude o para obtener transferencias de dinero inducidas por fraudes.

Presuntamente, MoneyGram también infringió la orden al no verificar exhaustivamente los antecedentes de sus agentes y no ofrecerles a todos sus agentes la capacitación apropiada para detectar y prevenir el fraude contra los consumidores, incluidas las locaciones con altas tasas de fraude.

Conforme a los términos de la orden de 2009, MoneyGram también debía registrar las quejas que recibía sobre transferencias de dinero inducidas por fraudes y compartir dicha información con la Comisión. Entre el 1 de enero de 2013 y el 30 de abril de 2018, MoneyGram recibió al menos 295,775 quejas acerca de transferencias de dinero inducidas por fraudes—gran parte de las cuales involucraban a un pequeño porcentaje de agentes. La Comisión alega que, sin embargo, en algunos casos la compañía omitió registrar la información recibida sobre transferencias de dinero inducidas por fraudes y no la compartió con la FTC.

Además del pago monetario, MoneyGram ha aceptado una orden ampliada y modificada que sustituye la orden de 2009 y se aplica a las transferencias de dinero del mundo entero. La orden modificada requiere, entre otras cosas, que la compañía bloquee las transferencia de dinero de defraudadores conocidos y otorgue reembolsos a las víctimas del fraude en aquellas circunstancias en las que sus agentes incumplan las políticas y procedimientos aplicables. Asimismo, la orden modificada incluye requerimientos más estrictos con respecto a la diligencia debida, investigación y medidas disciplinarias.

La Comisión desea agradecer a las siguientes agencias por su asistencia en este asunto: la Sección de Recuperación de Activos de Lavado de Dinero del Departamento de Justicia; la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Medio de Pennsylvania; la Oficina de la División de Philadelphia del Servicio de Inspección Postal de EE. UU. en Harrisburg Pennsylvania y la Oficina del Fiscal General de Minnesota.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar la orden acordada para procurar un resarcimiento compensatorio y la orden modificada para un interdicto de carácter permanente fue 5-0. La FTC presentó la orden acordada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Norte de Illinois, División Este.

NOTA: Las órdenes acordadas de carácter final adquieren fuerza de ley cuando son aprobadas y firmadas por el juez de la Corte de Distrito.

La Comisión Federal de Comercio trabaja para promover la competencia y proteger y educar a los consumidores. Usted puede aprender más sobre los temas de interés de los consumidores y presentar una queja de consumidor en internet o llamando al 1-877-FTC-HELP (382-4357). Haga clic en la opción “me gusta” la FTC en Facebook, “síganos” en Twitter en @LaFTC, lea los artículos de nuestro blog y suscríbase a los comunicados de prensa para acceder a las noticias y recursos más recientes.

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Juliana Gruenwald Henderson
Oficina de Asuntos Públicos
202-326-2924

CONTACTOS CON EL PERSONAL:
Karen D. Dodge
FTC de la Región del Medio Oeste

312-960-5634

Joannie T. Wei
FTC de la Región del Medio Oeste

312-960-5634