La FTC y la Fiscal General de Florida presentan una demanda para frenar las llamadas automáticas pre-grabadas de una operación que promocionó sistemas de alerta médica entre personas mayores

Comparta esta Página

Para su difusión

La Comisión Federal de Comercio ha presentado una demanda conjunta con la Oficina de la Fiscal General de Florida acusando a una operación con base en Nueva York conocida como Lifewatch de usar llamadas automáticas pre-grabadas manifiestamente ilegales y engañosas para engañar a consumidores de edad avanzada de Estados Unidos y Canadá para que se suscribieran a sistemas de alerta médica con cargos mensuales de monitoreo de entre $29.95 y $39.95.

El año pasado, una de las firmas de telemercadeo de Lifewatch, Worldwide Info Services, aceptó someterse a una prohibición que le impide efectuar llamadas automáticas pre-grabadas o incurrir en otra conducta engañosa, para resolver los cargos entablados por la FTC y el Estado de Florida. En la acción anunciada en el día de hoy, la FTC y la Fiscal General alegan que Lifewatch estaba al corriente de las actividades ilegales de este caso y que es responsable de las mismas, y que después de la clausura de Worldwide, Lifewatch simplemente continuó con su campaña de telemercadeo usando otros telemercaderes.

Jessica Rich, Directora del Buró de Protección del Consumidor de la FTC dijo al respecto: “Algunos estafadores no captan las indirectas. Cuando demandamos a los telemercaderes de Lifewatch por efectuar llamadas automáticas pre-grabadas engañosas, simplemente continuaron incurriendo en las mismas prácticas a través de nuevos telemercaderes. La FTC y la Fiscal General de Florida no serán disuadidos, y continuaremos trabajando juntos para terminar con las llamadas automáticas pre-grabadas.”

La Fiscal General Pam Bondi dijo sobre este caso: “Esta compañía infringió las disposiciones del Registro No Llame para engañar a personas mayores, no solo en Florida sino a lo ancho y a lo largo del país, y continuaremos trabajando con la FTC para hacer todo lo que esté a nuestro alcance para asegurarnos de que los responsables de este esquema paguen las consecuencias.”

De acuerdo a los términos de la demanda conjunta, Lifewatch ha estado bombardeando a los consumidores desde el año 2012 con llamadas automáticas pre-grabadas no solicitadas – fundamentalmente a consumidores de edad avanzada. A menudo, estas llamadas son efectuadas a consumidores cuyos números de teléfono están inscritos en el Registro Nacional No Llame, y habitualmente falsean la información de identificación de llamadas. En estas llamadas también se usan mensajes pre-grabados, incluyendo uno de un supuesto “John del departamento de despacho de Emergency Medical Alert” para decirles a los consumidores que alguien había comprado un sistema de alerta médica para ellos y que podían recibirlo “sin costo alguno”.

A los consumidores que presionan un número para hablar directamente con un operador se les dice que aunque el sistema cuesta más de $400, lo recibirán gratis. Sin embargo, los telemercaderes se niegan a responder preguntas sobre quién compró el sistema para ellos, y les dicen a los consumidores que la oferta es válida solo por un día. Para darle un tono de credibilidad a sus argumentos de venta, los telemercaderes suelen usar la conocida frase “Me he caído y no me puedo levantar”, o le dicen a los consumidores que es posible que hayan visto el producto en televisión.

Al final, les dicen a los consumidores que deberán pagar un cargo mensual de monitoreo y que tienen que suministrar su información bancaria o de tarjeta de crédito. Con frecuencia también les dicen a los consumidores que no se les facturará ningún cargo hasta que reciban y “activen” el sistema, aunque en verdad les efectúan el cargo casi inmediatamente. Según se indica en la demanda, aquellos consumidores que más tarde se dan cuenta de que han sido engañados descubren que es muy difícil cancelar y les dicen que tienen que pagar para devolver el sistema o pagar una penalidad de $400.

La demanda señala que muchos de los consumidores que recibieron las llamadas de los demandados perciben ingresos fijos o limitados o dependen de sus familiares o profesionales de atención médica para tomar decisiones financieras en su nombre.

En la demanda conjunta se acusa a los demandados de Lifewatch de infringir la Ley de la FTC y la Regla de Ventas de Telemercadeo de la FTC, como así también la Ley de Prácticas Comerciales Engañosas y Desleales del Estado de Florida. Los demandados de este caso son: Lifewatch, Inc., también en ejercicio del comercio bajo el nombre de Lifewatch USA y Medical Alarm Systems; y Evan Sirlin, individualmente y en su carácter de gerente de Lifewatch, Inc.

Las agencias están procurando que se expida un interdicto preliminar para que los demandados terminen con sus llamadas automáticas pre-grabadas ilegales y sus declaraciones engañosas de telemercadeo y para que provean fondos para una eventual restitución para las víctimas.

El resultado de la votación de la Comisión para aprobar la presentación de la demanda conjunta fue 5-0. La demanda fue presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Norte de Illinois, División Este.

La FTC y la Oficina de la Fiscal General de Florida desean agradecer a las siguientes agencias por su ayuda en la prosecución de la acción anunciada hoy: Oficina del Fiscal General de Indiana, Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida, la oficina de Better Business Bureau de la región este de Missouri, American Heart Association, American Diabetes Association, el Instituto Nacional para la Tercera Edad, y AARP.

Información para consumidores

Las llamadas automáticas pre-grabadas y las llamadas engañosas de telemercadeo son ilegales. En el sitio web de la FTC se puede consultar información sobre cómo evitar este tipo de llamadas y cómo inscribirse en el Registro No Llame.

NOTA: La Comisión presenta una demanda cuando existe una “razón para creer” que la ley ha sido o está siendo violada, y cuando la Comisión considera que el procedimiento es de interés público. El caso será decidido por la corte.

La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja en internet use el Asistente de Quejas de la FTC o llame al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357). La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura llamada Red Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que es utilizada por más de 2,000 agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero. El sitio web de la FTC provee información gratis sobre una variedad de temas del consumidor. Haga clic en la opción “me gusta” la FTC en Facebook, “síganos” en Twitter, y suscríbase a los comunicados de prensa para acceder a las noticias y recursos más recientes de la FTC.

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Mitchell J. Katz
Oficina de Asuntos Públicos
202-326-2161

CONTACTO CON EL PERSONAL:
David A. O’Toole
FTC de la Región Medio Oeste
312-960-5601