Orden de interdicción contra estafadores que les prohíbe operar en el sistema de telemercadeo y en la venta de productos para perder peso

Los demandados se negaron a reembolsarles dinero a consumidores hispanohablantes por productos incorrectos o defectuosos

Comparta esta Página

Para su difusión

Bajo los términos de un acuerdo resolutorio con la Comisión Federal de Comercio (FTC), los demandados que operaron un esquema que les efectuó cargos a consumidores hispanohablantes por productos defectuosos o que no habían ordenado y que hizo que a los consumidores les fuera costoso o prácticamente imposible conseguir una devolución de dinero, tienen prohibido operar en el sistema de telemercadeo y en la venta de productos para adelgazar.

Jessica Rich, Directora del Buró de Protección del Consumidor de la FTC dijo al respecto: "La FTC está al acecho de las estafas que defraudan a todas las comunidades. Este caso sirve como una advertencia para los potenciales estafadores: apuntar sus esquemas contra los hispanohablantes no es una táctica para volar fuera del alcance del radar de la FTC".

Según los términos de una demanda presentada por la FTC en junio de 2014, los demandados del caso Hispanic Global Way usaron anuncios de televisión en idioma español y centros de llamadas con sede en Perú para vender sus productos. Luego despacharon órdenes de compra incompletas, productos no pedidos o defectuosos, productos de talla o color incorrecto, y productos que no funcionaban tal como se había anunciado, incluido un falso cinturón para adelgazar. Cuando los consumidores llamaron para quejarse, los telemercaderes los ignoraron o los insultaron, o bien les dijeron que no podrían devolver ni cambiar los productos, o que para hacerlo debían pagar un cargo de entre $20 y $299. Los escasos consumidores a quienes se les prometió un reembolso o cambio nunca lograron materializarlos. A la espera de la litigación del caso, un juez federal ordenó el cese de la operación y el congelamiento de los activos de los demandados.

Los demandados que aceptaron el acuerdo resolutorio admitieron las alegaciones, y estuvieron de acuerdo en ser prohibido de hacer telemercadeo o vender productos para perder peso. Bajo los términos de la orden de acuerdo, en todo negocio que emprendan en el futuro los demandados deben otorgar reembolsos o aceptar cambios sin cargo por aquellos productos incorrectos o defectuosos, por cualquier programa que difiera de lo que se afirmó en los anuncios, y cuando los consumidores no reciban los obsequios prometidos como un incentivo de compra.

A los demandados también se les prohibió hacer declaraciones falsas sobre bienes y servicios, y antes de efectuar una venta, deben informar cualquier restricción o condición aplicable a un reembolso, cancelación recompra o cambio. También tiene prohibido beneficiarse de la información personal de los clientes obtenida en el marco de este caso y deben eliminarla correctamente.

Los demandados sujetos al acuerdo son Rafael Martin Hernandez, Maria Gisella Carrasco, Maria Elizabeth Vera, Hispanic Global Way, Corp., Hispanic Global Way, LLC, Hispanic Global Way Venez Corp, Hispanic Global Way Venez 1 Corp, Gold Lead USA Corporation, Sky Advance Choices Corp., Sky Advance, LLC, First Airborne Service Trading Corp, Hispanic Network Connections LLC, y Fast Solutions Plus Corp. La FTC está procurando que se dicten sentencias en rebeldía contra los demandados Grand Team Service Corp. y Roberto Carrasco Macedo.

La orden de acuerdo impone una sentencia monetaria de $50 milliones que será suspendida tras la entrega de todos los activos significativos de los demandados, incluyendo una casa de ubicada en la región norte de Miami, EE.UU., las cuentas bancarias en Perú y joyas de propiedad de Carrasco; un vehículo Mercedes Benz del año 2010 de propiedad de Hispanic Way; y una póliza de seguro de vida y cuentas bancarias en EE.UU. y Perú a nombre de Hernandez.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar la orden estipulada para un interdicto de carácter permanente y la sentencia monetaria fue 5-0. La Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida emitió la orden el 25 de febrero de 2015.

La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja en internet use el Asistente de Quejas de la FTC o llame al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357). La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura llamada Red Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que es utilizada por más de 2,000 agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero. El sitio web de la FTC provee información gratis sobre una variedad de temas del consumidor. Haga clic en la opción “me gusta” la FTC en Facebook, “síganos” en Twitter, y suscríbase a los comunicados de prensa para acceder a las noticias y recursos más recientes de la FTC.

 

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Frank Dorman
Oficina de Asuntos Públicos
202-326-2674

CONTACTO CON EL PERSONAL:
Michelle Schaefer, Laura Koss
Buró de Protección del Consumidor
202-326-3515/2890