LA FTC EMITE UN INFORME SOBRE PUBLICIDAD DE PRODUCTOS Y PROGRAMAS PARA PERDER PESO

La FTC Realizará un Taller sobre Publicidad de Productos y Programas para Perder Peso en el Mes de Noviembre

Para su difusión

El personal de la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) emitió hoy día un informe sobre publicidad de productos y programas para perder peso llamado "Report in Weight-Loss Advertising: An Analysis of Current Trends." El informe concluye en que las afirmaciones falsas o equívocas, tales como una exagerada pérdida de peso sin dieta ni ejercicio físico, están ampliamente generalizadas en los anuncios de productos para bajar de peso, y que esta tendencia parece haber aumentado durante la última década. La Comisión anunció también, que llevará a cabo un taller público el 19 de noviembre de 2002 para explorar el impacto que dichos anuncios publicitarios tienen sobre la salud pública, como así también nuevos enfoques para luchar contra la proliferación de afirmaciones publicitarias equívocas de los productos para adelgazar.

El informe establece que muchos comerciantes utilizan afirmaciones publicitarias falsas, testimonios de consumidores equívocos y fotos "antes y después" engañosas para comercializar sus productos. De acuerdo al informe, cerca del 40 por ciento de los anuncios analizados en el estudio, incluyendo anuncios en publicaciones de medios nacionales, han hecho al menos una representación que ciertamente es casi siempre falsa y el 55 por ciento de los anuncios han hecho al menos una representación que es probable que sea falsa. Con frecuencia, estos anuncios prometían resultados de pérdida de peso más allá de lo posible. Aproximadamente la mitad de los anuncios afirmaban que los usuarios podrían perder peso sin hacer dieta ni ejercicio físico. Por ejemplo, en uno de los anuncios, el titular proclamaba: "¡PIERDA HASTA 2 LIBRAS POR DÍA SIN DIETA NI EJERCICIO FÍSICO!." Otros anuncios refirieron afirmaciones sobre un adelgazamiento rápido y prolongado – con declaraciones tales como que los consumidores pueden perder entre 8 y 10 libras por semana durante un período de tiempo extendido.

El Presidente de la FTC, Timothy J. Muris declaró: "Sabemos desde hace algún tiempo, que existe un serio problema con la publicidad de los productos para bajar de peso. Este informe demuestra la magnitud del problema. Los comerciantes respetables continúan tomando precauciones para evitar las afirmaciones falsas y equívocas, pero parece que son muchos los comerciantes inescrupulosos que hacen afirmaciones falsas prometiendo la pérdida de peso drástica y sin esfuerzo para vender sus productos. No es justo para los consumidores, no es justo para los negocios que operan legalmente, es ilegal y no será tolerado."

El informe, que examinó 300 anuncios promocionales que aparecieron en los principales medios de comunicación de todo tipo entre febrero y mayo de 2001, fue preparado con la asistencia de la organización Partnership for Healthy Weight Management (PHWM). Esta organización es una coalición de representantes de la ciencia, de la esfera académica, profesionales de la atención de la salud, gobierno, empresas comerciales y organizaciones cuya misión es la de promover una orientación sólida para alcanzar y mantener un peso saludable.

El Cirujano General, Richard Carmona dijo: "No existe una píldora milagrosa para bajar de peso" y agregó: "La manera más segura y certera de adelgazar y tener una vida sana es combinar una alimentación saludable con la práctica de ejercicios físicos. Primero, coma de una manera sana – evite las grasas, coma por lo menos cinco porciones de fruta diariamente y reduzca la cantidad de alcohol que bebe. Luego, haga algo de actividad física durante el día. Caminar 30 minutos por día, cinco días a la semana puede reducir el peso y hacer que se sienta mejor."

De acuerdo al informe, una comparación de los anuncios actuales respecto de los anuncios del año 1992 sugiere que durante la última década se presentó un drástico incremento en el número de productos para bajar de peso y en la cantidad de publicidades engañosas que los promocionan. El informe resalta dos tendencias principales: 1) un cambio de los productos para perder peso promocionados como "comida de reemplazo de bajas calorías" en el año 1992 por las píldoras y otros productos que generalmente afirman dar resultados sin dieta ni ejercicio físico en el año 2001; y 2) que aunque ambos tipos de anuncios, los de 1992 y los de 2001, contienen afirmaciones falsas o engañosas, los anuncios más recientes hicieron afirmaciones equívocas específicas sobre el rendimiento prometido por los productos.

Desde el año 1990, la Comisión ha presentado 93 casos cuestionando las afirmaciones publicitarias falsas o engañosas de productos para perder peso incluyendo drogas de venta libre en farmacia, suplementos dietarios, centros de programas para bajar de peso, dispositivos o aparatos y máquinas de ejercicio físico. A pesar del nivel sin precedentes de acciones de cumplimiento de la ley de la FTC durante la última década, los anuncios engañosos y equívocos continúan saturando el mercado.

De acuerdo a los expertos en temas de nutrición, muchos de los productos y programas para bajar de peso más ampliamente publicitados, no cuentan con ninguna prueba sobre la cual basarse o son inseguros, y frustran los intentos de promover una pérdida de peso saludable prometiendo resultados improbables.

El Dr. George L. Blackburn, jefe de nutrición de la Escuela de Medicina de Harvard y miembro de la PHWM dijo: "En calidad de profesionales de la salud, estamos preocupados por la obesidad epidémica e igualmente preocupados respecto de las afirmaciones falsas y equívocas de las publicidades de productos y programas para perder peso," y continuó diciendo: "Muchos prometen un éxito inmediato sin necesidad de reducir la ingesta de calorías o el incremento de la actividad física. La utilización de afirmaciones falsas, engañosas o equívocas en la publicidad de productos y programas para adelgazar presenta una tendencia rampante y potencialmente peligrosa. En particular, muchos suplementos tienen un valor no probado o han sido vinculados a serios riesgos para la salud."

Taller sobre Publicidad de Productos y Programas para Perder Peso

Para tratar este creciente problema de la publicidad engañosa de productos y programas para bajar de peso, la FTC está anunciando separadamente un taller de un día de duración el 19 de noviembre de 2002, para brindar un foro público para explorar el impacto que este tipo de anuncios tiene sobre la salud pública y los nuevos enfoques para luchar contra la proliferación de afirmaciones equívocas de productos para adelgazar.

Educación para el Consumidor

El informe (en inglés) sobre pérdida de peso, como un recurso para consumidores, negocios y la prensa está disponible en: www.ftc.gov/dietfit. La FTC tiene las siguientes recomendaciones para los consumidores interesados en programas o productos para bajar de peso:

  • Los programas y productos que prometen una pérdida de peso rápida y fácil son falsos. Para bajar de peso, usted tiene que bajar la ingesta de calorías e incrementar la actividad física.

  • Es probable que cuanto más rápido pierda peso más rápido lo recupere. Los expertos recomiendan un objetivo de una libra por semana.

  • No existen productos milagrosos para adelgazar. Sea escéptico respecto de los productos y programas sobre los que se afirme que pueden conservar el peso perdido de manera permanente. Sea escéptico respecto de los anuncios que hagan afirmaciones exageradas.

Los consumidores que deseen obtener información sobre la manera de encontrar un plan saludable para perder peso pueden visitar el sitio Web de PHWM (en inglés): www.consumer.gov/weightloss.

Puede acceder a copias del informe, del caso Bio Lab y materiales educativos para el consumidor (en inglés) a través del sitio Web de la FTC: www.ftc.gov y también solicitándolos al Centro de Respuestas para el Consumidor: Consumer Response Center, Room 130, 600 Pennsylvania Avenue, N.W., Washington, D.C., 20580. La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales dentro del mercado y para proveer información de utilidad al consumidor con el objeto de identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite www.ftc.gov, www.ftc.gov/spanish, o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261. La FTC ingresa todas las quejas relacionadas a fraudes de Internet y sistema de telemercadeo, robo de identidad y otras quejas sobre prácticas fraudulentas a una segura base de datos en línea llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que se encuentra a disposición de cientos de agencias de aplicación de la ley civil y penal en los Estados Unidos y en el exterior del país.

Contacto con los medios de comunicatión:

Brenda Mack (inglés solamente)
Office of Public Affairs
202-326-2182

Contacto con el personal:

Richard Cleland (inglés solamente)
Bureau of Consumer Protection
202-326-3088  

Walter Gross (inglés solamente)
Bureau of Consumer Protection
202-326-3319

(FTC Matter Nº. PO14510)