La FTC Prevalece en un Caso de Oportunidad de Facturación Médica Fraudulenta

El Juez Ordena a los Demandados a Pagar más de $16.5 millones en Concepto de Indemnización

Para su difusión

El Juez Ordena a los Demandados a Pagar más de $16.5 millones en Concepto de Indemnización

La Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Central de California ha ordenado a Medicor LLC, Andrew Rubin y Mathew Rubin el pago de más de $16.5 millones en concepto de indemnizaciones para consumidores que fueron víctimas de la estafa de facturación médica perpetrada por los demandados.  En marzo de 2001, la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) presentó cargos contra demandados con base en Van Nuys, California por estar comprometidos en una variedad de prácticas fraudulentas, dicha presentación de cargos se efectuó como parte del proyecto llamado “Project Homework” – una acción de cumplimiento de ley dirigida a las estafas de esquemas de trabajo en el hogar que, generalmente escogen como víctimas a los padres y madres que permanecen en el hogar, los discapacitados físicos, personas que no hablan inglés y otras personas que no pueden conseguir empleo fuera de sus casas en los lugares habituales.

La FTC, alegó que los demandados se comprometieron en un esquema de telemercadeo desde mediados de 1999 hasta el año 2001, período durante el cual vendieron de manera engañosa oportunidades de facturación médica para trabajo en el hogar a más de 40,000 personas.  De acuerdo a lo expuesto por la FTC, los consumidores en general respondieron a los anuncios publicados en periódicos locales pregonando salarios altos y una necesidad de trabajadores domiciliarios para realizar tareas de facturación para médicos establecidos en sus comunidades.  Cuando los consumidores llamaron a la línea telefónica gratuita de los demandados, los vendedores de telemercadeo les hicieron afirmaciones engañosas adicionales para inducir a los consumidores a comprar las oportunidades de negocio de facturación médica.  Específicamente, la reclamación de la FTC alegó que los demandados representaron falsamente: 1) el monto que podían ganar los consumidores que compraron la oportunidad de negocio; 2) el hecho de que los demandados harían los arreglos necesarios para que los consumidores recibieran el trabajo de facturación de parte de los médicos y 3) que los consumidores podían obtener inmediatamente, bajo pedido, reintegros de dinero.  Los demandados cobraron a los consumidores $375 por la oportunidad de negocio.

En fecha 8 de julio de 2002, la Corte otorgó a la moción de la FTC un fallo sumario (summary judgment) contra los demandados, dictó una sentencia por el monto total de la indemnización para los consumidores y expidió una interdicción permanente contra todos los demandados.

Además, de ordenar a los demandados el pago de la compensación a los consumidores y la devolución del beneficio obtenido deshonestamente, la Corte prohibió a los demandados promocionar, anunciar, comercializar, vender u ofrecer a la venta todo tipo de oportunidad de esquema de trabajo en casa de facturación médica.  La orden de la Corte también prohíbe a los demandados comprometerse o asistir a otros a comprometerse en prácticas o actos engañosos en el negocio de sistema de telemercadeo.  Asimismo, la orden prohíbe a los demandados hacer declaraciones o representaciones falsas verbalmente o por escrito en conexión con la promoción, publicidad, comercialización, venta u ofrecimiento para la venta de toda oportunidad de facturación médica, producto, servicio o inversión como así también asistir a otros en la práctica de lo mencionado en este párrafo.

El depositario permanente (permanent receiver en inglés), nombrado en marzo de 2001, distribuirá las indemnizaciones a los consumidores en concordancia con el proceso de quejas comenzado el año pasado.  El síndico aún no ha determinado el monto de dinero que estará disponible para cada consumidor.

Para la actualización sobre el estado de tramitación del caso Medicor, las partes interesadas deben llamar a la línea directa 202-326-3539 (en inglés).

Se puede acceder a la copia de la orden del juez y a copias de otros documentos relativos al caso Medicor a través del sitio de la FTC en Internet: http://www.ftc.gov, también pueden solicitarse a: Consumer Response Center, 600 Pennsylvania Avenue, N.W., Washington, D.C. 20580

La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales dentro del mercado y para proveer información de utilidad al consumidor con el objeto de identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite www.ftc.gov o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357). La FTC ingresa todas las quejas relacionadas a fraudes de Internet y sistema de telemercadeo, robo de identidad y otras quejas sobre prácticas fraudulentas a una segura base de datos en línea llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que se encuentra a disposición de cientos de agencias de aplicación de la ley civil y penal en los Estados Unidos y en el exterior del país.

CONTACTO PARA MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

Brenda Mack
Office of Public Affairs
202-326-2182 (inglés)

Contacto con el personal:

Stephen Gurwitz o Patricia Poss
Bureau of Consumer Protection
202-326-3272 ó 202-326-2413 (inglés)

(FTC File Nº 002 3356)
(Civil Action Nº CV 01-1896 CMB (Ex))