La FTC alega que T-Mobile empaquetó cargos falsos en las facturas de teléfono de los clientes

T-Mobile supo durante años que los cargos no estaban autorizados por sus clientes

Para su difusión

En una demanda presentada hoy, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), está acusando a la compañía T-Mobile USA, Inc. de ganar cientos de millones de dólares colocando cargos en las facturas de telefonía móvil por supuestas suscripciones “premium” de mensajes de texto que, en muchos casos, eran cargos falsos que nunca habían sido autorizados por sus clientes.

La FTC alega que T-Mobile recibió entre el 35 y el 40 por ciento del monto total cobrado a los consumidores por suscripciones de contenidos tales como consejos amorosos, horóscopos o chismes de famosos que comúnmente costaban $9.99 por mes. De acuerdo a los términos de la demanda de la FTC, en algunos casos T-Mobile continuó facturándoles a sus clientes estos servicios ofrecidos por estafadores años después de darse cuenta de que había signos que indicaban que eran cargos fraudulentos.

La Chairwoman de la FTC Edith Ramirez dijo al respecto: "Está mal que una compañía como T-Mobile se beneficie de las estafas perpetradas contra sus clientes cuando había claros signos que indicaban que los cargos que estaba aplicando eran fraudulentos. El objetivo de la FTC es asegurar que T-Mobile les devuelva a todos sus clientes lo que pagaron por estos cargos empaquetados."

En un proceso conocido como “facturación de servicios provistos por terceros”, una compañía telefónica coloca cargos en la factura de un consumidor por servicios ofrecidos por otra compañía, y a menudo recibe un porcentaje considerable del monto facturado. Cuando los cargos se facturan sin la autorización del consumidor, se produce una práctica conocida como “empaquetamiento” o “cramming”.

En la demanda de la FTC se alega que en algunos casos T-Mobile les estaba efectuando cargos a los consumidores por servicios que registraban un índice de reembolso de hasta el 40 por ciento durante un único mes. La FTC ha alegado que el hecho de que hubiera una tal cantidad de personas tratando de conseguir rembolsos fue un claro indicio para T-Mobile de que sus clientes nunca habían autorizado esos cargos, y es probable que el porcentaje de consumidores a los que realmente les aplicaron cargos empaquetados esté subestimado. En la demanda también se señala que existen documentos internos de la compañía que demuestran que ya desde el año 2012 T-Mobile estaba recibiendo una importante cantidad de quejas de consumidores.

La FTC ha trabajado para terminar con la práctica de empaquetamiento de cargos de telefonía móvil. En el último año, además de realizar un taller público sobre empaquetamiento de cargos de telefonía móvil, la Comisión ha presentado varias demandas judiciales contra las presuntas operaciones de empaquetamiento de cargos de Jesta Digital, Wise Media y Tatto Inc. De acuerdo a la demanda presentada hoy, T-Mobile les facturó a sus clientes servicios de estos demandados por la FTC como también de una operación que fue demandada por el Fiscal General de Texas.

En la demanda contra T-Mobile se alega que las prácticas de facturación de la compañía dificultaron que los consumidores pudieran siquiera saber lo que les estaban cobrando y mucho menos quién les estaba aplicando esos cargos. De acuerdo a los términos de la demanda, cuando los consumidores accedieron en internet a los resúmenes de facturación emitidos por T-Mobile no pudieron ver que les estaban facturando cargos de terceros ni que esos cargos eran parte de una suscripción recurrente. Sólo se podía acceder a la sección del resumen de facturación donde se listaban los cargos, “Servicios Premium”, después de hacer clic en otra sección llamada “Cargos por uso”. Pero incluso después de hacer clic en esa sección los consumidores no podían ver los cargos individuales.

En la demanda también se alega que en las facturas telefónicas completas emitidas en papel por T-Mobile, que pueden tener hasta más de 50 páginas, era casi imposible para los consumidores encontrar y comprender los cargos efectuados por suscripciones de terceros. Recién después de pasar la sección “Resumen” y otra sección más bajo el título “Detalle de servicios de la cuenta”, en donde se describían los “Cargos por uso” pero sin ningún detalle, el consumidor podía llegar a la sección etiquetada como “Servicios Premium” donde se listaban los ítems empaquetados.

Según se alega en la demanda, la información se habría listado en esa sección con términos abreviados, tales como “8888906150BrnStorm23918” que no explicaban que el cargo se debía a una suscripción recurrente de un servicio de un tercero supuestamente autorizada por el consumidor. Asimismo, en la demanda se señala que los consumidores que usaron planes de pago por adelantado no recibieron facturas mensuales, en cuyo caso, se les debitó el cargo de la suscripción de sus cuentas de pago adelantado sin conocimiento de los consumidores.

En la demanda se alega que en varios casos, cuando los consumidores pudieron determinar que les estaban efectuando cargos por servicios que no habían pedido T-Mobile no les otorgó reembolsos totales. De hecho, la FTC alegó que T-Mobile les denegó los reembolsos a algunos clientes, ofreciendo únicamente reembolsos parciales a otros clientes por un valor equivalente a dos meses de los cargos, y que en otros casos les dieron instrucciones a los consumidores para que trataran de conseguir los reembolsos solicitándoselos directamente a los estafadores – sin suministrarles la información de contacto precisa para que así lo hicieran.

En la demanda también se indica que en algunos casos T-Mobile afirmó que los consumidores habían autorizado los cargos a pesar de no tener ninguna prueba de esa autorización ni nada que indicara que los consumidores hubieran autorizado esos cargos al no declinar activamente un ofrecimiento por parte de un proveedor de servicios de terceros.

La demanda de la FTC procura que la corte expida una orden para impedir permanentemente que T-Mobile se involucre en la práctica de empaquetamiento de cargos de telefonía móvil y obtener reembolsos para los consumidores y una restitución de las ganancias mal habidas de T-Mobile.       

La Comisión agradece a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) por su asistencia en esta investigación.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar la demanda fue 5-0. La demanda fue presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Washington.

NOTA: La Comisión presenta una demanda cuando existe una "razón para creer" que la ley ha sido o está siendo violada, y cuando la Comisión considera que el procedimiento es de interés público. El caso será decidido por la corte.

La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja en inglés o en español visite el Asistente de Quejas de la FTC o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357). La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura llamada Red Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que es utilizada por más de 2,000 agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero. El sitio Web de la FTC provee información gratis sobre una variedad de temas del consumidor. Haga clic en la opción “me gusta” la FTC en Facebook, “síganos” en Twitter, y suscríbase a los comunicados de prensa para acceder a las noticias y recursos más recientes de la FTC.

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Jay Mayfield
Oficina de Asuntos Públicos
202-326-2181

CONTACTO CON EL PERSONAL:
Brian Shull
Buró de Protección del Consumidor
202-326-3720

Jane Ricci
Buró de Protección del Consumidor
202-326-2269