Demandados por una estafa de asistencia para deudores hipotecarios operada desde la República Dominicana que presuntamente defraudaron a propietarios de vivienda hispanohablantes de Estados Unidos aceptan un acuerdo resolutorio con la FTC

A los telemercaderes que presuntamente declararon falsamente estar afiliados con programas federales de asistencia para deudores hipotecarios se les prohíbe participar en el negocio de asistencia hipotecaria

Para su difusión

Como parte de sus enérgicas y continuas medidas llevadas a cabo contra las estafas dirigidas contra consumidores que están atravesando dificultades financieras, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) resolvió los cargos presentados contra una estafa operada a nivel nacional desde la República Dominicana, y prohibió a los demandados comercializar cualquier tipo de producto o servicio de asistencia para deudores hipotecarios.

Simulando actuar desde Chicago, se alegó que esta operación ofreció un falso servicio de asistencia para deudores hipotecarios hispanohablantes de Estados Unidos que estaban atravesando problemas financieros. A petición de la FTC, en julio pasado una corte federal de distrito ordenó el cese de esta operación.

Los términos del acuerdo les prohíben a los ocho demandados – David F. Preiner, Daniel Hungria, Freedom Companies Marketing, Inc., y cinco otras compañías controladas por Preiner y Hungria – hacer representaciones falsas sobre cualquier tipo de producto, servicio, o programa que anuncian o comercializan.

De acuerdo a la demanda de la FTC – en la cual se acusa a los demandados de infringir las disposiciones de la Ley de la FTC y de la regla aplicable a los servicios de asistencia para deudores hipotecarios, conocida como Regla MARS (Mortgage Assistance Relief Services Rule) – los demandados prometieron bajar drásticamente el monto de los pagos mensuales de las hipotecas de los dueños de casa a cambio del pago adelantado de un cargo sustancioso, y cobraron más de $2 millones de dólares en tres años, pero a los dueños de casa no les proveyeron ninguno de los servicios prometidos. De acuerdo a la demanda, hablando en español y dirigiendo sus operaciones contra propietarios de vivienda que estaban atrasados con sus pagos o que estaban enfrentando una ejecución hipotecaria, unos telemercaderes enfatizaron en sus llamadas la difícil situación económica actual y declararon que les podían suministrar información sobre programas federales de asistencia para deudores hipotecarios. En extensas llamadas de ventas, los telemercaderes declararon falsamente estar afiliados o aprobados por los prestadores de los consumidores o por el gobierno, y según consta en los documentos presentados ante la corte, "se aseguraron de mencionar por su nombre al Presidente Obama o al plan del Presidente para ayudar a los propietarios de viviendas llamado Making Home Affordable Program".

Los términos del acuerdo también imponen una sentencia monetaria de $2.39 millones de dólares, monto que refleja la suma total del perjuicio causado a los consumidores durante los tres años previos a la clausura de la operación. La sentencia quedará suspendida debido a la incapacidad de pago de los demandados después que los demandados entreguen los activos restantes de la operación valuados en $17,337. Si se determina que la información financiera suministrada por los demandados a la FTC es falsa, se les exigirá el pago del monto total de la sentencia.

Cobrándoles lo que dijeron que era un cargo adelantado por única vez de entre $995 y $1,500, las personas que efectuaron las llamadas presuntamente les prometieron a los propietarios de vivienda conseguirles una modificación para sus respectivas hipotecas dentro de un plazo de entre 30 y 90 días, y a menudo les aconsejaron que dejaran de pagarles a sus respectivos prestadores.

De acuerdo a los términos de la demanda, los propietarios que se inscribieron en estos programas recibieron por correo varios formularios en los que debían suministrar una gran cantidad de información personal y financiera, y se les requirió el pago de un cargo por adelantado. Después de pagar el cargo y luego de transcurridas varias semanas sin tener noticias de los demandados, a algunos propietarios que lograron comunicarse con un representante de los demandados les dijeron que el proceso de modificación estaba en marcha, pero que era necesario que pagaran varios miles de dólares más para cubrir cargos adicionales. La FTC alega que al final, pocos propietarios de vivienda consiguieron una modificación de préstamo – o alguna otra cosa de valor de parte de los demandados. Y lo que recibieron, lo podrían haber conseguido por sí solos y gratis.

Además de Freedom Companies Marketing, Inc., Preiner y Hungria, quien fue agregado como demandado poco tiempo antes de que se presentara la demanda, la orden de acuerdo también menciona a: Freedom Companies Lending, Inc.; Freedom Companies, Inc.; Grupo Marketing Dominicana; Freedom Information Services, Inc.; y Haiti Management, Inc.

La FTC tiene consejos e información para consumidores sobre cómo manejar sus hipotecas. Para más información consulte Estafas de alivio para deudores hipotecarios y Mortgage Relief Scams en inglés.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar la propuesta del acuerdo por consentimiento fue 5-0. La FTC presentó la propuesta del acuerdo por consentimiento ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Norte de Illinois, División Este, y la corte concedió la petición el 26 de diciembre de 2012.

NOTA: Este decreto de consentimiento se expide únicamente con fines de acuerdo y no constituye una admisión de la violación de la ley por parte del demandado. Los decretos de consentimiento adquieren fuerza de ley cuando son firmados por el Juez de la Corte de Distrito.

La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja en inglés o en español use el Asistente de quejas de la FTC o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261. La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura llamada Red Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que es utilizada por más de 2,000 agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero. El sitio de internet de la FTC provee información gratis sobre una variedad de temas de interés de los consumidores. Siga a la FTC en Twitter y suscríbase a los comunicados de prensa para acceder a las noticias y recursos más recientes de la FTC.

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIN:

Betsy Lordan
Oficina de Asuntos Pblicos
202-326-3707

CONTACTO CON EL PERSONAL:
Joannie Wei
FTC de la Regin del Medio Oeste
312-960-5634