La FTC detiene el accionar de comerciantes que operaban una estafa de premios de ‘vacaciones gratis’ en todo el país dirigida hacia los consumidores de habla hispana

Todos los participantes ganaron pero nunca les suministraron las vacaciones prometidas

Para su difusión

Como parte de su iniciativa de cumplimiento de la ley para proteger del fraude a la comunidad hispana, la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC), ha presentado dos acciones judiciales contra cinco compañías y sus propietarios bajo la presunción de que engañaron a los consumidores para que les pagaran cargos por paquetes de vacaciones que supuestamente habían ganado en un concurso y por no suministrarles las vacaciones prometidas. A solicitud de la FTC, la corte ordenó el cese de las prácticas presuntamente engañosas y dictaminó el congelamiento de sus activos a la espera del procesamiento judicial del caso.

VGC Corporation of America

En el primer caso, la FTC y la oficina del Fiscal General de Florida alegan que los demandados utilizaron anuncios en idioma español que fueron difundidos por radio y televisión en todo el país para ofrecer un paquete de vacaciones, que según manifestaron, tenía un valor de miles de dólares ofreciéndolo como un premio para aquellas personas que llamaran y contestaran una pregunta simple. Por ejemplo, los demandados difundieron anuncios por televisión en los cuales proclamaban “¡Atención! Se interrumpe la difusión del presente programa. Llegó el momento de ganar para las primeras treinta personas que marquen el número que aparece en pantalla y que puedan responderme correctamente cuál era el otro nombre que usaba el famoso comediante mexicano (Mario Moreno) ... Si sabe la respuesta ... usted ya se está yendo a Disneyland ...” A las personas que llamaron les dijeron que se habían ganado un premio, y que si pagaban un cargo de hasta $400 recibirían el paquete de vacaciones prometido.

Sin embargo, de acuerdo a lo que se alega en la demanda, cuando los “ganadores” intentaron solicitar sus premios, casi siempre se los negaron. A muchos consumidores que llamaron a los demandados para reservar sus vacaciones les dijeron que no eran elegibles porque previamente no habían cumplido con las condiciones, limitaciones y restricciones que no habían sido debidamente informadas, entre las que se incluían requisitos referidos a la edad, al nivel de ingresos o al estado civil de los participantes, o bien se les exigía que concurrieran a una presentación de un ofrecimiento del sistema de vacaciones de tiempo compartido. A otras personas les dijeron que las vacaciones prometidas ya no estaban disponibles o que para poder recibir su premio tenían que pagar más. Algunos consumidores no pudieron comunicarse con los demandados para reclamar su premio, y a aquellos que lograron establecer contacto y pidieron que les devolvieran el dinero les dijeron que no se otorgaban reintegros y que sencillamente no habían tenido suerte. Los promotores fueron demandados por la FTC por violar la Ley de la FTC y por el estado de Florida por violar la Ley de Practicas Comerciales Engañosas y Desleales de Florida (Florida Deceptive and Unfair Trade Practices Act.)

Los demandados en este caso son VGC Corporation of America, también en ejercicio del comercio bajo el nombre de All Dream(s) Vacations, All Dreams Travel, Five Star(s) Vacations, 5 Star(s) Vacations, Total Tours, y Travel & Tours Corp.; All Dream Vacations Corp., también en ejercicio del comercio bajo el nombre de All Dreams Vacations; Violeta González, conocida también como Violeta Rojas; César A. González; y Samir José Saer Rodríguez, también conocido como Samir Saer.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar la demanda fue 5-0. La demanda se presentó ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida. A petición de la FTC y del Estado de Florida, el 17 de mayo de 2011 la corte expidió una orden de restricción temporaria contra los demandados, y el 20 de mayo de 2011 la corte expidió un interdicto de carácter preliminar para detener sus prácticas engañosas, a la espera de la prosecución del juicio.

Holiday Vacations Marketing Corp.

Los demandados del segundo caso también operaron una estafa similar dirigida contra consumidores hispanohablantes. De acuerdo a los términos de la demanda de la FTC, cuando los consumidores llamaron para aceptar los “premios”, los telemercaderes de los demandados tomaron nota de los números de sus tarjetas de crédito o débito y les facturaron a sus respectivas cuentas un cargo de hasta $400, y les enviaron una factura, un folleto de vacaciones, junto con las instrucciones para que llamaran con 30 ó más días de anticipación a la fecha prevista para sus vacaciones para efectuar las reservas. En algunas ocasiones, los demandados enviaron por correo los términos y condiciones donde establecían que los consumidores tenían que hacer las reservas dentro de los 18 meses posteriores a su compra, pagar sus propios pasajes aéreos, presentar dos diferentes documentos de identificación al momento de registrarse en el hotel, y ser mayores de 21 años.

En la demanda también se alega que con frecuencia los consumidores no lograron comunicarse con un operador que respondiera a sus llamadas para programar las vacaciones, o que pudieron hacer las reservas pero no lograron reservar tantas noches como les habían prometido. Después de llegar a destino, algunos consumidores se enteraron de que para poder recibir estadías gratis en un hotel tenían que concurrir a presentaciones del sistema de vacaciones de tiempo compartido y cumplir con requisitos referidos a su nivel de ingresos y estado civil. Por lo menos a una persona que viajó desde Texas hasta Florida, le hicieron un cargo para cobrarle la estadía de hotel ya que no pudo concurrir a la presentación del sistema de vacaciones de tiempo compartido que estaba programada para el día después de su partida. Los consumidores que reclamaron sus vacaciones o que exigieron un reintegro tuvieron problemas para comunicarse telefónicamente con alguna persona, y a otros les prometieron un reintegro que nunca se efectivizó, de acuerdo a la demanda.

Además, se alega que presuntamente los demandados volvieron a efectuar cargos a las cuentas de los consumidores por montos de hasta $400 sin contar con la debida autorización, y omitiendo informarles a los consumidores que se les cobraría una segunda vez. Cuando los consumidores reportaron los cargos no autorizados a sus respectivos bancos o compañías de tarjeta de crédito denunciándolos como fraudulentos, los demandados les enviaron por correo certificado una nueva factura junto con un folleto que era casi idéntico al que les habían enviado después de efectuarles el cargo inicial. Posteriormente, los demandados enviaron a los bancos o a las compañías de tarjeta de crédito de los consumidores una copia de las firmas de los consumidores estampadas en el recibo de correo certificado y una copia de la factura falsa. Esto motivó que algunos bancos y compañías de tarjeta de crédito se negaran a cancelar o reducir los cargos efectuados a las cuentas de los consumidores.

La FTC demandó a Holiday Vacations Marketing Corp., Happy Life Carribbean Corp., Happy Life Corporation of America Inc., Víctor M. Ramírez, y Darío A. Jiménez López, también conocido como Diego López y Diego Jiménez, por violar la Ley de la FTC.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar la demanda fue 5-0. La demanda se presentó ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito de Maryland. El 16 de mayo de 2011 la corte expidió una orden de restricción temporaria contra los demandados a la espera de la audiencia del caso.

La FTC desea agradecer al Estado de Florida por su invalorable participación en estos casos, como así también al Departamento de Agricultura y Servicios para Consumidores de Florida, la oficina de Better Business Bureau que presta servicio en la región del Sureste de Florida y el Caribe, y al Departamento de Asuntos del Consumidor de Puerto Rico por su ayuda con las dos demandas.

Para más información sobre planes de viaje, lea la publicación Estafas de viajes ofrecidos por telemercaderes, o participe en línea del juego Prepárate para un feliz viaje.

NOTA: La Comisión presenta una demanda cuando existe una “razón para creer” que la ley ha sido o está siendo violada y cuando la Comisión considera que el procedimiento es de interés público. La demanda no es un fallo ni una sentencia respecto de la violación efectiva de la ley por parte del demandado. El caso será decidido por la corte.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja en español o en inglés, visite el Asistente de Quejas de la FTC o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357). La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura y herramienta investigativa llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que está disponible a más de 2,000 agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero. El sitio web de la FTC provee información gratuita sobre varios temas de interés del consumidor.

(FTC File No. 1023210, 1123039)

Contacto

MEDIA CONTACT:
Frank Dorman
Office of Public Affairs
202-326-2674
STAFF CONTACT:

VGC
Valerie M. Verduce
FTC Southeast Region
404-656-1355

VGC
Ambar Carvalho
FTC Southeast Region
404-656-1354

Holiday Vacations
Sarah Waldrop
Bureau of Consumer Protection
202-326-3444

Holiday Vacations
Elsie Kappler
Bureau of Consumer Protection
202-326-2466