MoneyGram Pagará $18 Millones de Dólares para Resolver los Cargos Presentados por la FTC por Permitir que su Sistema de Transferencia de Dinero Fuera Usado para Cometer Fraude

La Compañía También Deberá Implementar un Amplio Programa Antifraude y Monitorear a sus Agentes

Para su difusión

La compañía MoneyGram International, Inc., la segunda compañía más grande de servicio de transferencia de dinero de Estados Unidos, pagará $18 millones de dólares en concepto de resarcimiento de los consumidores afectados para resolver los cargos presentados por la FTC que le imputan haber permitido que su sistema de transferencia de dinero fuera usado por telemercaderes fraudulentos con el fin de defraudar a consumidores de Estados Unidos por decenas de millones de dólares. MoneyGram también tendrá que implementar un amplio programa antifraude y un programa de monitoreo de los agentes.

La FTC presentó cargos alegando que entre 2004 y 2008, varios agentes de MoneyGram ayudaron a telemercaderes fraudulentos y a otros estafadores oportunistas a engañar a consumidores de Estados Unidos para que hicieran transferencias de dinero por más de $84 millones de dólares dentro de EE.UU. y hacia Canadá, luego de decirles falsamente a estos consumidores que se habían ganado la lotería, que habían sido contratados para participar en un programa de comprador secreto o de haberles garantizado el otorgamiento de préstamos. El monto de $84 millones en pérdidas se basa en los datos de las quejas presentadas por los consumidores a MoneyGram – que el monto actual de las pérdidas reales es posiblemente más alto.

La FTC presentó cargos contra MoneyGram alegando que la compañía sabía que su sistema estaba siendo utilizado para defraudar a consumidores pero que la compañía hizo muy poco al respecto y que de hecho, en algunos casos, sus agentes de Canadá participaron de estos esquemas fraudulentos. De hecho, MoneyGram supo o evitó saber que alrededor de 131 agentes de un total de más de 1,200 agentes fueron partícipes del 95 por ciento de las quejas de fraude relacionadas con transferencias de dinero a Canadá que fueron recibidas por la compañía durante el 2008; una cantidad similar de agentes fue responsable de participar en más del 96 por ciento del total de quejas de fraude presentadas a la compañía durante el año 2006.

David C. Vladeck, Director del Buró de Protección del Consumidor de la FTC dijo al respecto: “Las compañías de servicios de transferencia de dinero tienen la responsabilidad de garantizar que sus sistemas no se conviertan en canales utilizados para estafar a las personas”. Y agregó: “En este caso, la compañía MoneyGram no sólo eludió esta responsabilidad sino que también miró hacia otro lado mientras que sus agentes participaban de las estafas”.

MoneyGram con sede matriz en Minneapolis, Minnesota opera a través de una red mundial de aproximadamente 180,000 locales de agentes que están distribuidos en 190 países y territorios. En su demanda, la FTC alega que durante los últimos años esta red ha estado siendo utilizada de manera creciente por estafadores que operan en el sistema de telemercadeo con intención de perjudicar a los consumidores de Estados Unidos. Los estafadores oportunistas prefieren utilizar servicios de transferencia de dinero porque este sistema les permite retirar el dinero transferido de manera inmediata, a menudo es imposible rastrear los pagos, y los consumidores perjudicados no tienen derecho de revertir las transacciones ni otro recurso para recuperar su dinero.

En el año 2007, en el 72 por ciento del total de quejas recibidas por la FTC que involucraban giros de dinero hacia Canadá se señalaba el uso de transferencias de dinero para efectuar pagos. De acuerdo a los datos de una encuesta reciente de la FTC citada en su demanda, al menos el 79 por ciento del total de transferencias de dinero de MoneyGram de $1,000 o más efectuadas entre Estados Unidos y Canadá durante un período de cuatro meses del año 2007 fueron inducidas por el fraude. En su demanda, la Comisión también señaló que basándose en las más de 20,600 quejas de fraude que recibió MoneyGram los consumidores de Estados Unidos perdieron más de $44 millones de dólares en fraudes de transferencias transfronterizas entre 2004 y 2008. Al combinar esta cifra con las pérdidas reportadas por consumidores de Estados Unidos en transferencias de dinero efectuadas dentro del país, el monto total alcanza $84 millones de dólares.

En varias de las estafas en las que se utilizó el sistema de transferencia de dinero de MoneyGram, los estafadores utilizaron cheques falsificados para inducir a los consumidores a reenviarles dinero por medio de transferencias. Las estafas involucraron loterías o esquemas de premios en los que se les decía a los consumidores que se habían ganado miles de dólares y que para cobrar el monto de sus premios solamente tenían que pagarle a un tercero algunos gastos en concepto de “impuestos”, “aranceles aduaneros” o “seguro”. Los consumidores pagaron el cargo pero no recibieron nada a cambio. En otra variación de esta estafa, los telemercaderes les dijeron a los consumidores que les garantizaban el otorgamiento de préstamos sin considerar su calificación crediticia. Todo lo que tenían que hacer para completar la transacción era pagar cargos en concepto de “seguro”, “tramitación” o cargo de “procesamiento”. Los consumidores transfirieron el dinero a través de MoneyGram y no recibieron nada a cambio.

Por último, en las estafas de comprador encubierto, los defraudadores llamaron a consumidores de EE.UU. o les enviaron un material de correo directo diciéndoles que estaban contratando consumidores para que fueran a diversas tiendas, como por ejemplo Wal-Mart, para evaluar las operaciones de transferencia de dinero desde Wal-Mart. Los estafadores les enviaron cheques de cajero a los consumidores indicándoles que los depositaran en sus respectivas cuentas corrientes bancarias y que luego les reenviaran la mayor parte del monto del cheque por medio de una transferencia de dinero. Cuando los cheques falsificados eran rechazados por los bancos los consumidores se daban cuenta de que habían perdido el dinero transferido. Pero ya los agentes de transferencia de dinero habían recibido el giro y lo habían pagado a los destinatarios, a menudo sin verificar los documentos de identidad de los cobradores o utilizando datos falsos de licencias de conducir.

En su demanda, la FTC alega que MoneyGram ignoró las advertencias efectuadas por los funcionarios encargados de ejecutar y velar por el cumplimiento de la ley, e incluso las de sus propios empleados que manifestaron que se estaba cometiendo un fraude ampliamente generalizado a través de su red, aduciendo que las propuestas para tratar el problema eran demasiado costosas y que esto no era responsabilidad de la compañía. Incluso, la compañía hizo desistir a sus empleados de aplicar sus propias normas de prevención del fraude o de adoptar medidas contra los agentes sospechosos o corruptos. La FTC alega que algunos empleados que plantearon su preocupación respecto de este tema fueron sujetos de medidas disciplinarias o fueron despedidos.

Además, al menos 65 agentes canadienses de MoneyGram han sido acusados por las autoridades de Canadá o de Estados Unidos, o se encuentran actualmente bajo investigación por connivencia en esquemas fraudulentos perpetrados por medio del sistema de MoneyGram.

En su demanda, la FTC acusa a MoneyGram de violar la Ley de la FTC y la Regla de Ventas de Telemercadeo de la FTC para ayudar a los vendedores o telemercaderes que sabían – o que deliberadamente evitaron saber – que estaban violando la ley federal, y le imputa a la compañía no haber tomado las medidas adecuadas para prevenir el fraude.

La orden judicial de resolución de los cargos de la FTC le prohíbe a MoneyGram ayudar o apoyar deliberadamente a los vendedores o telemercaderes que estén violando las disposiciones de la Regla de Ventas de Telemercadeo y le requiere implementar un amplio programa antifraude. Como parte del programa antifraude MoneyGram tiene que hacer un chequeo de los antecedentes de los potenciales agentes; proporcionar educación y capacitación a sus empleados sobre el fraude contra consumidores; instituir un sistema de monitoreo de sus agentes; y tomar medidas disciplinarias contra los agentes que no cumplan las reglas. La orden judicial también establece que MoneyGram debe incluir un texto de advertencia de fraude claro y notorio en el frente de todos sus formularios de transferencia de dinero. Las disposiciones de la orden referidas a la conducta de la compañía se aplican a todas las transferencias de dinero de MoneyGram enviadas a todo el mundo ya sea desde Estados Unidos o de Canadá.

La orden contiene disposiciones de monitoreo establecidas con el fin de garantizar que MoneyGram capacite y monitoree a sus agentes y que tome las medidas necesarias para resolver los problemas relacionados con sus agentes. Con dicho propósito, en la orden se establece que MoneyGram debe desarrollar y mantener un sistema de recepción de quejas y datos de los consumidores y que debe suministrar dicha información a pedido de la FTC. Asimismo, MoneyGram debe tomar todas las medidas razonables para identificar a los agentes involucrados en actividades fraudulentas. Debe revisar los datos de sus transacciones para identificar la actividad inusual o sospechosa de sus agentes y despedir a todos los agentes que crea que puedan estar participando en actividades fraudulentas. También debe despedir o suspender a todo aquel agente que no haya adoptado las medidas apropiadas para detener las transferencias de dinero fraudulentas.

Por último, MoneyGram le pagará a la Comisión $18 millones de dólares que serán utilizados para compensar a los consumidores afectados.

Educación para Consumidores

La FTC ha publicado una nueva Alerta para Consumidores que está disponible en inglés y en español en su sitio Web http://ftc.gov/bcp/edu/pubs/consumer/alerts/salt034.shtm. Esta alerta, titulada “Las Transferencias de Dinero Pueden Ser un Asunto Riesgoso”, contiene información de utilidad para los consumidores que los ayudará a evitar convertirse en víctimas del fraude de telemercadeo y transferencias de dinero e incluye las siguientes recomendaciones:

No le transfiera dinero:

  1. A un desconocido -- en este país o en otro lugar.
  2. A una persona que diga ser un familiar que está en el medio de una crisis y que quiere que su pedido de dinero se mantenga en secreto.
  3. A una persona que le diga que la transferencia de dinero es el único método de pago aceptable.
  4. A alguien que le pida que deposite un cheque y le envíe parte del dinero.

El caso de la FTC fue investigado con la asistencia de Toronto Strategic Partnership, Project Colt y Project Emptor. La agencia quiere agradecer particularmente al Buró de Competencia de Canadá, a la Policía Montada Real de Canadá y al Servicio de Inspección Postal de Estados unidos. También se recibió la asistencia del Servicio de la Policía Regional de Durham, Ontario, Canadá, y del Centro de Llamadas Antifraude Canadiense (PhoneBusters).

El resultado de la votación de la Comisión para aprobar la demanda y la propuesta de orden acordada fue 3-0 con la recusación de la Comisionada Pamela Jones Harbour. La demanda y la orden fueron presentadas en fecha 19 de octubre de 2009 ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Norte de Illinois, División Este, la orden requiere la firma del juez.

NOTA: La Comisión presenta una demanda cuando existe una “razón para creer” que la ley ha sido o está siendo violada y cuando la Comisión considera que el procedimiento es de interés público. Una demanda no es un fallo ni una sentencia respecto de la violación efectiva de la ley por parte del demandado. Las órdenes finales estipuladas sólo se expiden con fines de acuerdo y no constituyen una admisión respecto de la violación efectiva de la ley por parte de los demandados. Cuando la Comisión expide una orden final ésta tiene fuerza de ley con respecto a acciones futuras. Cada violación de la orden puede resultar en una penalidad civil de $16,000.

Se puede acceder a las copias de la demanda y de la orden estipulada en el sitio Web de la FTC http://www.ftc.gov o solicitándolas a FTC, Consumer Response Center, Room 130, 600 Pennsylvania Avenue, N.W., Washington, D.C. 20580. La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite www.ftc.gov/espanol o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261. La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura y herramienta investigativa llamada Red Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que es utilizada por cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero.

(FTC File No. 062-3187)
(MoneyGram.final)

Contacto

CONTACTO CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIN:
Mitchell J. Katz
Office of Public Affairs
202-326-2161
CONTACTO CON EL PERSONAL:

Steven Baker
Director de la FTC de la Regin Medio Oeste
Karen D. Dodge, Abogada
FTC de la Regin Medio Oeste
312-960-5634