La FTC Anuncia la “Operación Caridad Falsa”

La Agencia se Unió a 49 Estados para Iniciar 76 Acciones contra Vendedores Fraudulentos en Toda la Nación

Para su difusión

En una campaña nacional a nivel federal y estatal contra telemercaderes fraudulentos que pretenden ayudar a la policía, bomberos y veteranos de guerra, la Comisión Federal de Comercio, junto con Fiscales Generales, las Secretarías de Estado y otras autoridades de 49 estados y el Distrito de Columbia, ha anunciado hoy la “Operación Caridad Falsa” (“Operation False Charity”). Las autoridades federales y estatales anunciaron 76 acciones legales contra 32 compañías de recaudación de fondos, 22 supuestas organizaciones sin fines lucrativos en cuyo nombre se solicitaban los fondos, y 31 individuos. Esto incluye dos casos de la FTC contra organizaciones sin fines de lucro alegando que son fraudulentas y contra telemercaderes quienes hicieron declaraciones engañosas sobre estas supuestas organizaciones caritativas. La FTC y las agencias estatales también divulgaron nuevos materiales informativos, en inglés y en español, para ayudar a los consumidores a reconocer y evitar el fraude de recaudación de donativos.

“En estos tiempos de dificultad económica, los consumidores desean que todas sus contribuciones cuenten”, declaró el Chairman de la FTC Jon Leibowitz. “Lo bueno es que continúan siendo generosos y donando a organizaciones benéficas, incluyendo las que apoyan a nuestros policías, bomberos, familias militares y veteranos de guerra. Lo malo es que algunos operadores sin escrúpulos han aprovechado esta buena voluntad de la gente para conseguir dinero rápido para sí mismos. Las acciones que anunciamos hoy demuestran que en coordinación con agencias federales y estatales vamos a encontrar a los estafadores y a parar sus actividades”.

"Todos nosotros tenemos confianza y sentimos respeto por nuestras autoridades policiales, bomberos y miembros de las fuerzas armadas”, declaró Chris Koster, Fiscal General de Missouri. "Los fiscales generales de toda la nación no se quedarán de brazos cruzados mientras telemercaderes avariciosos se aprovechan de esa confianza y respeto.”

“Exhorto a todos los donantes a que maximicen sus contribuciones benéficas recibiendo información financiera básica sobre una organización antes de donar su dinero”, dijo el Secretario del Estado de Pennsylvania Pedro A. Cortés. “Existen fuentes confiables, disponibles por medio de su departamento de estado o de la oficina de su fiscal general. Investigando un poco y haciendo preguntas a una organización benéfica o a sus recaudadores profesionales de fondos, podrá asegurarse de que sus donaciones tengan el impacto que usted espera.”

Acciones de la FTC

Los dos casos que la FTC ha anunciado envuelven a acusados que supuestamente engañaron a los consumidores para que éstos les diesen fondos, diciendo que las donaciones ayudarían a la policía o a bomberos discapacitados durante la realización de su trabajo, frecuentemente en las comunidades de los donantes, o que las donaciones ayudarían a familias de militares necesitadas. También engañaron a los consumidores sobre qué porcentaje del dinero estaría destinado a esas causas. Según la FTC, los acusados utilizaron nombres que suenan legales y describieron causas que motivaban compasión para dar a sus organizaciones fraudulentas un aire de credibilidad. Sin embargo, su objetivo real era engañar a los consumidores para que donasen dinero que luego los acusados utilizaban en gran parte para mantenerse a sí mismos y a sus recaudadores de fondos.

En el primer caso, la FTC alegó que tres organizaciones fraudulentas sin fines lucrativos, American Veterans Relief Foundation, Inc. (AVRF), Coalition of Police and Sheriffs, Inc. (COPS), y Disabled Firefighters Fund (DFF), todas ellas con sede en la misma dirección de Santa Ana, California, fueron creadas casi en su totalidad para proporcionar lucro a los acusados y a los recaudadores de fondos con fines lucrativos a quienes contrataron. Uno de los acusados, Jeffrey Dean Duncan, estaba a cargo de COPS y DFF, mientras que otro, William Rose, se encargaba de AVRF. Otra acusada, Kathy Clinkenbeard, era la encargada de los telemercaderes con los cuales tenían contratos las entidades. La FTC afirma que los vendedores que llamaban de parte de AVRF declaraban falsamente que el dinero que estaban recaudando ayudaría a las familias de soldados en la guerra en el extranjero por medio de un programa que denominaban “Operation Home Front” (“Operación en Casa”). En realidad, AVRF no gastó prácticamente ningún dinero en ayudar a las familias de los militares. El falaz nombre de AVRF “Operation Home Front” no está conectado con la organización de registro legal sin fines lucrativos Operation Homefront, Inc., una organización nacional sin fines lucrativos con 30 divisiones en toda la nación que proporciona verdadero apoyo a las familias de nuestros soldados y recibe altas cualificaciones de grupos de supervisión.

Según la demanda de la Comisión, los acusados representaron engañosamente que las donaciones irían a una organización benéfica legítima, que las organizaciones tienen programas que en realidad no existen, y que esos programas benefician a las comunidades locales del donante. La demanda alega también que COPS representa engañosamente su afiliación con policía y oficinas de sheriffs, y presenta cargos contra los acusados por asistir a otros a ayudar a cometer actos y prácticas engañosos.

La propuesta orden referente a las tres organizaciones fraudulentas sin fines lucrativos resuelve la demanda de la FTC prohibiendo a los acusados realizar declaraciones falsas, o ayudar a alguien a realizarlas, en conexión con ventas para asociaciones benéficas o en conexión con ventas por teléfono. También prohíbe a los demandantes infringir la Regla de Ventas de Telemercadeo (Telemarketing Sales Rule), requiere que divulguen cierta información cuando recauden fondos y les exige que supervisen a los recaudadores de fondos que realicen llamadas de su parte. Por último, la orden también impone a los acusados COPS, DFF, Duncan, y Clinkenbeard una multa de aproximadamente $13.1 millones y a los acusados AVRF, Rose, y Clinkenbeard una de aproximadamente $6 millones. Estas sentencias se han anulado debido a la incapacidad de pago de los acusados.

En el segundo caso, la FTC alegó que el acusado David Scott Marleau estaba a cargo de varios recaudadores de fondos con fines lucrativos que solicitaban dinero de parte de organizaciones fraudulentas de policía, bomberos y veteranos de guerra. La FTC acusó a Marleau y sus compañías, Jedi Investments, LLC, Impact Fundraising, LLC, Millenium Fundraising, LLC, y PC Marl, Inc., de representar engañosamente los programas para los cuales pedían fondos, declarar engañosamente que las donaciones beneficiarían a la comunidad local del donante, enviar avisos a los consumidores indicando que habían prometido donar dinero cuando ni siquiera habían llamado, y representar engañosamente su afiliación con la policía y oficinas de sheriffs. Seis cargos adicionales en la demanda con los que se los acusaba de infracciones múltiples de la Regla de Ventas de Telemercadeo de la FTC (Telemarketing Sales Rule), incluidas las acusaciones de ignorar solicitudes de no llamar específicas para la compañía. La Comisión también alegó que sus operaciones con frecuencia tenían como víctimas a personas de edad avanzada, a veces retirando fondos de sus cuentas para donaciones sin el permiso de estas personas.

La orden propuesta que resuelve los cargos requiere que los acusados dejen de representar engañosamente los hechos, de realizar ciertas divulgaciones cuando soliciten dinero de los consumidores, y dejen de infringir la Regla de Ventas de Telemercadeo. La orden también requiere que los acusados respalden sus declaraciones sobre organizaciones benéficas o programas antes de pedir fondos a los consumidores, y les exige que brinden entrenamiento y supervisen a sus telemercaderes. Por último, la orden impone una multa de aproximadamente $1.7 millones contra las entidades corporativas Jedi Investments, LLC, Impact Fundraising, LLC, Millenium Fundraising, LLC, y PC Marl, Inc. Dicha orden ha sido cancelada debido a la incapacidad documentada de pago de los acusados.

La FTC desea agradecer a las Oficinas de los Fiscales Generales de California, Idaho, Oregon y Washington y a la Secretaría de Estado de Washington por su valiosa asistencia en estos casos.

Autoridades Policiales y Educación Pública

Las iniciativas policiales y de educación pública de los estados son componentes fundamentales de la “Operación Caridad Falsa”. La FTC desea agradecer a las siguientes autoridades estatales por su participación en esta operación, ya sea mediante acción policial o por medio de iniciativas de información de los consumidores: las Oficinas de los Fiscales Generales de Alabama, Alaska, Arkansas, Arizona, California, Colorado, Connecticut, Delaware, el Distrito de Columbia, Florida, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maine, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Missouri, Montana, Nevada, New Jersey, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Oregon, Pennsylvania, Dakota del Sur, Texas, Vermont, Washington, West Virginia, y Wisconsin; y otras agencias estatales incluidas las Secretarías de Estado de Colorado, Georgia, Mississippi, Carolina del Norte, Pennsylvania, Carolina del Sur, West Virginia, y Washington, así como la Oficina de Asuntos para el Consumidor del Gobernador de Georgia, el Departamento de Regulación Comercial de Rhode Island, la División de Protección del Consumidor de Utah, y el Departamento de Agricultura y Servicios para los Consumidores de Virginia.

Encontrará información sintetizada sobre estas agencias en el sitio Web de la FTC en http://www.ftc.gov/os/2009/05/090520charitychart.pdf.

Información de los Consumidores

La FTC ha anunciado hoy una nueva alerta para los consumidores proporcionando consejos sobre organizaciones benéficas que piden donaciones de parte de veteranos de guerra y familias de militares. Según esta alerta, que se encuentra en el sitio Web de la agencia en www.ftc.gov/donaciones si bien muchas organizaciones benéficas legítimas piden donaciones para apoyar a los veteranos de guerra de nuestro país, no todas las “organizaciones benéficas” son legítimas—algunas de ellas son operadores cuyo único objetivo es ganar dinero para sí mismos. Otras organizaciones son recaudadores de fondos remunerados cuyo pago puede requerir la mayor parte de los fondos donados por usted.

La nueva alerta, “Cómo Apoyar a Nuestras Tropas: Cuando las Entidades de Caridad Solicitan Donaciones en Nombre de los Veteranos y las Familias de Militares,” ofrece los siguientes consejos para ayudar a los consumidores a garantizar que sus donaciones vayan a una organización benéfica legítima. Muchos de estos consejos son aplicables a donaciones benéficas para otro tipo de organizaciones también.

  • Sepa que las palabras “veteranos de guerra” o “familias de militares” en el nombre de una organización no significan necesariamente que dichos veteranos o familias de personal en activo se beneficien de su donación.
  • Verifique la organización antes de donar dinero. Algunas organizaciones benéficas falsas utilizan nombres, sellos y logotipos que parecen o suenan como los de organizaciones legítimas respetables.
  • Done a organizaciones benéficas con un historial verificable. Las que aparecen de la noche a la mañana pueden desaparecer con la misma velocidad.
  • Si tiene dudas sobre si ha prometido donar periódicamente o ha realizado una contribución, mire sus documentos. Si no recuerda haber hecho una donación o donación, resista a la presión para que done.
  • Llame a la oficina que regula en su estado las organizaciones benéficas para ver si esa organización benéfica o de recaudación de fondos debe estar registrada.
  • No envíe ni dé donaciones de dinero en efectivo. Para fines de seguridad y fiscales, es mejor pagar con un cheque a nombre de la organización benéfica.
  • Pida un recibo que muestre la cantidad que ha donado.
  • Tenga cuidado con promesas de premios garantizados a cambio de una contribución. Nunca debe tener que dar una donación para ser elegible para ganar un premio.

Algunos de los sitios donde los consumidores pueden verificar la existencia de una organización benéfica son:

*www.nasconet.org – Para buscar y comunicarse con su regulador estatal de organizaciones benéficas para obtener más información

*www.guidestar.org - Guidestar

*www.bbb.org/charity - Better Business Bureau Wise Giving Alliance

*www.charitynavigator.org - CharityNavigator

*www.charitywatch.org - American Institute of Philanthropy

El voto de la Comisión para aprobar cada una de las demandas y orden judicial propuesta fue 4-0. La demanda y orden propuesta contra David Scott Marleau, y otros fue presentada ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Oeste de Washington el 19 de mayo de 2009. La demanda y orden propuesta contra American Veterans Relief Foundation, Inc., y otros fue presentada ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Central de California el 18 de mayo de 2009.

Las órdenes propuestas anunciadas hoy resuelven los cargos presentados por la FTC contra los siguientes acusados: 1) American Veterans Relief Foundation, Inc., Coalition of Police and Sheriffs, Inc., Disabled Firefighters Fund; Jeffrey Dean Duncan, individualmente y como directivo o director de Coalition of Police and Sheriffs, Inc., y Disabled Firefighters Fund; Kathy Clinkenbeard, individualmente; y William Rose, individualmente y como directivo o director de American Veterans Relief Foundation, Inc.y 2) David Scott Marleau, individualmente y como directivo o director de Jedi Investments, LLC, Impact Fundraising, LLC, Millenium Fundraising, LLC, y PC Marl, Inc.; Jedi Investments, LLC; Impact Fundraising, LLC; Millenium Fundraising, LLC; y PC Marl, Inc.

NOTA: La Comisión autoriza la presentación de demandas cuando tiene “motivos para creer” que se ha infringido o se está infringiendo la ley, y según el parecer de la Comisión, una acción legal resultaría en el mejor interés del público. Las demandas no son una orden o sentencia que indiquen que los acusados hayan infringido la ley.

NOTA: Las órdenes judiciales estipuladas son solamente para fines de resolución y no constituyen necesariamente una admisión de infracción legal por parte de los acusados. Las órdenes estipuladas tienen validez legal cuando hayan sido firmadas por el juez.

Existen copias disponibles de las demandas y órdenes judiciales propuestas en el sitio Web de la FTC en http://www.ftc.gov y también en el Centro de Respuesta al Consumidor de la FTC en Consumer Response Center, Room 130, 600 Pennsylvania Avenue, N.W., Washington, D.C. 20580. La Comisión Federal de Comercio trabaja para los consumidores, para prevenir las prácticas comerciales fraudulentas, engañosas e injustas y para proporcionar información que ayude a identificarlas, pararlas y evitarlas. Para presentar un reclamo en inglés o español, visite el Asistente de Quejas en línea de la FTC en www.ftccomplaintassistant.gov o llame al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357). La FTC registra los reclamos en el Consumer Sentinel, una base de datos en línea segura, a disposición de más de 1,500 agencias de autoridades civiles y penales en EE.UU. y en el extranjero. El sitio Web de la FTC proporciona información gratuita sobre una gama de temas relacionados con los consumidores, en www.ftc.gov/espanol.

(CharityFraudSweep.wpd)

Contacto

CONTACTOS PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIN::

Peter Kaplan
Oficina de Asuntos Pblicos de FTC
202-326-2334

Mitchell J. Katz
Oficina de Asuntos Pblicos de FTC
202-326-2161

CONTACTOS PARA EL PERSONAL:

David M. Horn
FTC Regin Noroeste, Seattle
206-220-4483

Tracy S. Thorleifson
FTC Regin Noroeste, Seattle
206-220-4481

PARA ENTREVISTAS en ESPANOL:

Rosario Mendez
202-326-3749

CONTACTOS ESTATALES:

Disponibles en la lista de casos en el paquete de prensa