La FTC Continúa Actuando Enérgicamente En Casos De Estafas Dirigidas A Consumidores Hispanos

Foro de Cumplimiento de Ley y Asistencia Comunitaria para Hispanos Realizado en Los Angeles

Para su difusión

Coincidiendo con la reunión de funcionarios a cargo del cumplimiento de la ley, grupos de consumidores y líderes de la comunidad hispana realizada en el día de hoy en Los Ángeles durante la cual se discutieron nuevas formas de combatir el fraude, la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) anunció cinco acciones de cumplimiento de ley contra estafadores que dirigen sus operaciones hacia consumidores hispanos. Las acciones anunciadas hoy durante la realización del Foro de Cumplimiento de Ley y Asistencia Comunitaria para Hispanos (Law Enforcement and Outreach Forum) involucran una variedad de productos y servicios entre los que se incluyen tarjetas de crédito con cargo adelantado, cursos de inglés y programas de capacitación de mecánica de automóviles para estudiar desde el hogar, un plan de descuentos médicos, productos de pérdida de peso, discos compactos de música y servicios de reparación de crédito. Asimismo, la FTC difundió nuevo material informativo para consumidores sobre planes de descuentos médicos.

Tom Syta, Subdirector de la FTC de la Región Oeste declaró: “Todos nosotros, los participantes de este taller, estamos comprometidos en la lucha contra los defraudadores que toman como víctimas a los consumidores de la comunidad hispana”, y agregó: “Tal como lo demuestran los casos anunciados hoy, estamos logrando resultados y no permitiremos que los estafadores se escondan detrás de los anuncios publicitarios en español”.

El taller realizado hoy fue patrocinado por la FTC, el Servicio de Inspección Postal de EE.UU. (USPIS), la Oficina del Fiscal Federal de Los Ángeles y el Departamento de Asuntos del Consumidor del Condado de Los Ángeles. Éste es el último de una serie de talleres realizados
por la FTC y el USPIS cuyo objetivo se centra en identificar los problemas locales y discutir medios para superarlos, fomentar un diálogo abierto entre el gobierno local, grupos de consumidores y miembros de la comunidad hispana sobre los temas que afectan a los consumidores hispanos y compartir los recursos educativos para consumidores con el fin de ayudar a las comunidades locales a llevar adelante su tarea comunitaria sobre el fraude y cómo prevenir y denunciarlo. Ya se han realizado talleres similares en Chicago, Dallas, Miami y Phoenix. Para el próximo año se han programado eventos del mismo tipo en Cleveland, Las Vegas y San Diego.

Acciones de Cumplimiento de la Ley

En el evento de Los Ángeles, la FTC anunció las acciones de cumplimiento de la ley que se detallan a continuación, entre las que se incluyen dos demandas nuevas con propuestas de acuerdo de resolución, dos acuerdos de resolución de acciones presentadas previamente y un fallo sumarial contra el resto de los demandados de un caso presentado previamente:

Call Center Express / Pro Line

El juez de una corte federal de distrito expidió una sentencia imponiendo una inhibición de carácter permanente contra los demandados que les impide comercializar cualquier producto de crédito y les exige el pago de casi $14 millones en concepto de reparación para los consumidores afectados por prometerles falsamente a los consumidores tarjetas de crédito principales a cambio del pago de un cargo adelantado. La sentencia judicial también les prohíbe violar las disposiciones de la Ley de la FTC o de la Regla de Ventas de Telemercadeo (Telemarketing Sales Rule).

Al otorgar la moción de fallo sumarial presentada por la FTC, el juez confirmó los cargos presentados por la FTC contra los demandados Call Center Express Corporation, Pro Line Card LLC, Edgar Alirio González, Pablo José Martínez y Carlos Felipe Méndez. Los demandados difundieron anuncios publicitarios televisivos en cadenas nacionales de televisión en español declarando falsamente que sus tarjetas eran tarjetas de crédito principales. Para obtener las tarjetas de crédito a los consumidores se les cobraron cargos de entre $149 y $299, para finalmente descubrir que podrían utilizar las tarjetas solamente para comprar mercadería de los catálogos de los demandados o de sus sitios Web. Adicionalmente, contrariamente a lo que se indicaba en los acuerdos escritos de las tarjetas, la mayoría de los consumidores que solicitaron reintegros no los recibieron. La sentencia final fue expedida por la Corte federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida en fecha 26 de septiembre de 2005.

FGH International

Para resolver los cargos imputados por la FTC, los demandados pagarán $940,000 en concepto de reparación para los consumidores afectados por haber comercializado engañosamente sus programas de estudio en el hogar entre los consumidores de habla hispana. La FTC alegó que los telemercaderes de los demandados se identificaron como afiliados a un
programa del gobierno y que las personas que recibían las llamadas habían sido seleccionadas para recibir materiales subvencionados para estudiar idioma inglés o capacitarse en mecánica del automóvil. De acuerdo a la FTC, independientemente de que los consumidores aceptaran o no el ofrecimiento, les llegaría por el sistema de cobro contra entrega (C.O.D) un paquete conteniendo cintas de video, discos para computadora y libros de ejercicios por un costo de entre $150 y $300. La FTC alegó que los consumidores que rechazaron el paquete o que llamaron a la compañía para cancelar, a menudo recibieron una llamada de un segundo telemercader que se hacía pasar por un abogado que los amenazaba con tomar acciones legales en caso de que el consumidor no pagara.

La orden estipulada anunciada en el día de la fecha les impone a los demandados FGH International Corp.; Inti California; FGH International S.R.L.; Jhonny Rojas y Wilson Rojas una sentencia en suspenso por $6.6 millones. El monto de la sentencia de $6.6 millones queda en suspenso sobre la base del pago de $940,000 que los demandados pagarán a la FTC, debido a su incapacidad de pagar un monto mayor. En caso de que se descubra que los demandados tergiversaron su estado financiero, serán responsables de pagar el monto total. La orden estipulada les prohíbe a los demandados lo siguiente: 1) vender programas de instrucción y 2) ofrecer mediante el sistema de telemercadeo cualquier producto o servicio, a menos que primero depositen una fianza de cumplimiento de $1,000,000. Los términos de la sentencia también les prohíbe a los demandados hacer cualquier declaración falsa relacionada a la comercialización de programas de instrucción o cualquier otro producto o servicio y les prohíbe violar la Regla de Ventas de Telemercadeo incluidas sus disposiciones No Llame. La sentencia final estipulada fue expedida en la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de California en fecha 11 de octubre de 2005.

Platinum Health Plus, LLC

Como resultado de la demanda de la FTC y su decreto de resolución, todos los consumidores que pensaron que estaban comprando un seguro de salud pero terminaron inscriptos en un programa de descuento, recibirán una restitución completa. Los demandados en este caso, a quienes se les imputaron cargos por difundir anuncios publicitarios a nivel nacional en estaciones de televisión en idioma español implicando enérgicamente en los mismos que estaban vendiendo seguro de salud en lugar de declarar que en realidad solamente ofrecían acceso a prestadores de servicios médicos que brindaban descuentos en sus honorarios, pagarán más de $294,000 en concepto de reparación para los consumidores afectados. La FTC alegó que los diminutos mensajes de retractación “no es seguro de salud” que aparecían intermitentemente en la pantalla durante ocho segundos eran insuficientes para contrapesar las enérgicas afirmaciones implicadas en las declaraciones efectuadas en el anuncio. Los consumidores que se inscribieron en el programa pagaron cientos de dólares cada uno y se les prometió una devolución de dinero “incondicional” durante un plazo de 30 días. La FTC alegó que en realidad, la política de reintegro de los demandados solamente era aplicable a los consumidores que hubieran pagado servicios de atención a los prestadores de servicios médicos participantes del plan dentro de los primeros 30 días de activada su membresía.

En la demanda de la FTC, se cita como demandados a Platinum Health Plus, LLC; Fiesta Marketing, LLC; Telemedia, LLC y sus propietarios Michael P. García y Alexander R. García. En la demanda se alegó que los demandados declararon falsamente que Platinum Health Plus era un plan de seguro y que Platinum ofrecía una garantía de devolución de dinero incondicional durante un plazo de 30 días y no explicaron adecuadamente los términos de la política de devolución efectiva aplicada. Para resolver los cargos imputados, los demandados están inhibidos de efectuar declaraciones materiales falsas sobre cualquier tipo de programa que ofrezca acceso a productos o servicios médicos o el pago de los mismos, incluyendo declarar falsamente que un programa es un seguro de salud. Adicionalmente, los demandados deben revelar claramente los términos y toda política de devolución que ofrezcan. La demanda y su respectivo decreto de conformidad fueron presentados en la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida en fecha 8 de septiembre de 2005; el decreto de conformidad fue expedido en fecha 15 de septiembre de 2005.

Más adelante se describe el contenido de una nueva alerta para consumidores difundida por la FTC en inglés y en español sobre programas de descuentos médicos.

La Grana

Para resolver los cargos de la FTC los cuales les imputaba a los demandados haber efectuado declaraciones engañosas a través de anuncios de tipo infomercial difundidos en estaciones de televisión en español, los comercializadores de un programa de pérdida de peso y una colección de música pagarán $231,000 en concepto de reparación para los consumidores afectados. Los demandados vendieron un producto para adelgazar a un precio de $179 bajo las marcas “Svelt Body Complete” e “Imagen Enlínea”. La FTC alegó que las falsas proclamas efectuadas por los demandados referidas a que el producto promocionado causaría una considerable pérdida de peso sin necesidad de hacer dieta o ejercicio físico eran declaraciones tipo “Bandera Roja”. La campaña llamada Bandera Roja (Red Flag) es una campaña educativa de la FTC que incluye orientación para ayudar a los medios de comunicación y otros interesados a detectar declaraciones falsas en anuncios de productos para la pérdida de peso que son demasiado buenas para ser ciertas. Esta campaña provee orientación para detectar declaraciones engañosas, incluidas siete aseveraciones falsas que casi siempre son irreales. Los demandados también vendieron una colección de música en español llamada “Colección Caliente” (Hot Collection). En los anuncios publicitarios de la Hot Collection, que se ofrecía a un precio de $198, se proclamaba que la misma contenía 1,500 canciones de gran éxito contenidas en entre 60 y 70 discos compactos. La FTC alegó que, en lugar de las canciones interpretadas por los artistas originales que se hacían escuchar en los infomerciales de los demandados, mayormente, los discos compactos recibidos por los consumidores contenían versiones de baja calidad interpretadas por grupos de música desconocidos.

La orden final estipulada anunciada hoy les impone a los demandados una prohibición de carácter permanentemente de declarar falsamente que sus productos para adelgazar causan una pérdida de peso rápida, considerable o permanente. Y en sentido más amplio, los términos de la orden los obliga a contar con fundamentos para sus futuras declaraciones sobre los beneficios o seguridad de cualquier producto o servicio relacionado a la salud. Adicionalmente, los términos de la orden final les prohíbe a los demandados efectuar cualquier declaración falsa respecto a cualquier producto o servicio, incluyendo aquellas referidas a la “autenticidad, identidad, origen, o referencias a que las colecciones musicales de los discos compactos contendrán canciones interpretadas por los artistas originales escuchados en las publicidades”. La orden final también contiene una sentencia en suspenso por $1.8 millones, la cual se hará inmediatamente efectiva en caso de que los demandados incumplan el pago de $231,000 o que se descubra que tergiversaron sus activos. La demanda fue presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de California en fecha 16 de septiembre de 2005; la orden final estipulada fue expedida el 22 de septiembre de 2005.

Service Brokers Associates

Como parte de los términos de un acuerdo de resolución con la FTC, a los demandados que ofrecían servicios de reparación de crédito se les prohíbe violar las disposiciones de la ley llamada Credit Repair Organizations Act (CROA). La FTC alegó en su demanda que los demandados violaron las disposiciones de la ley CROA al recibir pagos de parte de los consumidores antes de llevar a cabo ninguno de los servicios de reparación de crédito ofrecidos, al no entregar a los consumidores una declaración estableciendo sus derechos a acceder a sus registros de crédito y al no proporcionarles a los consumidores una notificación del derecho de cancelación de los contratos.

Los demandados, Service Brokers Associates, Inc. y su presidente Daniel González, también operando bajo el nombre USA Credit YES, vendieron en Internet servicios de reparación de crédito a consumidores angloparlantes e hispanohablantes con un cargo adelantado de entre $300 y $400. Además, los demandados también basaron sus ofrecimientos en referencias de otros negocios, como por ejemplo concesionarias de automóviles y compañías de hipotecas. El acuerdo de resolución contiene una sentencia en suspenso por $370,000 cuya suspensión se basa en la incapacidad de pago de los demandados. En caso de que se descubra que los demandados tergiversaron su estado financiero, serán responsables de pagar el monto total. La orden final estipulada fue presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida en fecha 30 de agosto de 2005.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar a su personal a presentar las demandas de todos los casos citados fue de 4-0.

Asistencia Comunitaria Educativa

La FTC ha emitido una alerta para los consumidores que se encuentra disponible en inglés y en español en la cual les advierte que actúen con cautela frente a los anuncios publicitarios que ofrecen un “Plan de Atención Médica Accesible” o un plan “Sin Deducibles ni Co-pagos”. Con frecuencia, estos anuncios promocionan un plan de descuentos médicos y no un seguro de salud o atención médica. Generalmente, bajo el sistema de seguro de salud la compañía le paga las facturas de atención médica al consumidor o a su proveedor de servicios de
salud, en cambio, bajo el sistema de planes de descuentos médicos se ofrece una lista de prestadores de servicios médicos que desean ofrecer “descuentos” para algunos de sus servicios.

En su publicación Planes de Descuentos Médicos: No Son Seguro de Salud (Medical Discount Plans: They’re Not Health Insurance) la FTC ofrece recomendaciones a tener en cuenta al momento de considerar la opción de un plan de descuentos médicos. La FTC y varias agencias estatales han descubierto que aunque algunos planes de descuentos médicos proveen descuentos legítimos que benefician a sus miembros, algunos solamente toman el dinero de los consumidores y les dan muy poco a cambio. La FTC les recomienda a los consumidores lo siguiente:

  • antes de pagar, pídale a la compañía una lista de los prestadores que participan del plan, llámelos y averigüe cuáles son los servicios y descuentos que están ofreciendo;
  • investigue cuidadosamente los detalles de cualquiera del plan que esté considerando y ponga especial atención en la política o normas de reintegro o devolución;
  • calcule cuánto será el pago total por un plan de descuento durante un período de tiempo determinado, incluyendo en su cuenta los pagos adelantados, cargos o cuotas mensuales y demás costos para ver si el costo del programa pueden sumar más que los ahorros que usted calculó por anticipado; y
  • intente negociar un descuento similar directamente con su prestador médico sin necesidad de afiliarse a un grupo de descuentos médicos.

Asimismo, la FTC anunció hoy una nueva asociación con el East Los Angeles College a través de la cual la institución educativa entregará más de 25,000 copias de la publicación titulada Estableciendo Crédito (Getting Credit) entre sus estudiantes tanto en inglés como en español. Esta publicación es un folleto para jóvenes que explica cómo construir y mantener un buen crédito. La FTC también está anunciando el lanzamiento de un sitio Web "Estableciendo Crédito" en español que está disponible en http://www.ftc.gov/credito.

Iniciativa de Asistencia Comunitaria para Hispanos

La Iniciativa de Asistencia Comunitaria para Hispanos, formalmente lanzada en abril de 2004, tiene como meta detectar, detener y prevenir el fraude contra consumidores dirigido a la comunidad hispana. Desde el lanzamiento de esta Iniciativa, la FTC ha anunciado 31 casos que involucran fraudes en idioma español. Además de la realización de un taller nacional de asistencia comunitaria para consumidores hispanos realizado en mayo de 2004 y una serie de talleres regionales posteriores llevados a cabo en todo el país, la FTC ha traducido más de 100 publicaciones al español y las ha colocado en su sitio Web FTC en español: www.ftc.gov/espanol. Durante el presente año, este sitio Web ha recibido aproximadamente 900,000 visitas – lo cual indica un aumento mayor al 150 por ciento durante el pasado año.

NOTA: La Comisión presenta una demanda cuando existe una “razón para creer” que la ley ha
sido o está siendo violada y cuando la Comisión considera que un procedimiento es de interés público. La demanda no es un fallo o sentencia respecto de la violación efectiva de la ley por parte del demandado. El caso será decidido por la corte.

NOTA: Las órdenes finales estipuladas mencionadas tienen únicamente propósitos de acuerdo y no constituyen una admisión por parte de los demandados de una violación efectiva de la ley. Las órdenes finales estipuladas requieren la aprobación de la corte y adquieren fuerza de ley cuando son firmadas por el juez.

Copias de los documentos mencionados en el presente comunicado de prensa estan disponibles a través del sitio Web de la FTC: http://www.ftc.gov y también solicitándolas a: Consumer Response Center, Room 130, 600 Pennsylvania Avenue, N.W., Washington, D.C.
20580. La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información de utilidad al consumidor con el objetivo de identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite www.ftc.gov/espanol o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261. La FTC ingresa todas las quejas relacionadas a fraudes de Internet y sistema de telemercadeo, robo de identidad y otras quejas sobre prácticas fraudulentas a una base de datos segura llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que se encuentra a disposición de cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y en el extranjero.

 

Contacto

Contacto con los medios de comunicatin:
Jacqueline Dizdul,
Office of Public Affairs
202-326-2472