La FTC Continúa Actuando Enérgicamente En Casos De Estafas Dirigidas A Consumidores Hispanos

Para su difusión

Coincidiendo con la celebración a nivel nacional del Mes de la Herencia Hispana, la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) anunció hoy una serie de acciones de cumplimiento de la ley y una nueva campaña de educación del consumidor para atacar el fraude contra consumidores dirigido a la comunidad hispana.

La FTC anunció seis acciones contra compañías que comercializaron productos falsos para perder peso, ofrecimientos engañosos de tarjetas de crédito, estafas de esquemas de trabajo en casa y estafas que involucraban cursos de inglés y de capacitación como mecánico de automóviles. Las compañías ofrecían sus productos sin ningún valor o inefectivos y sus servicios fraudulentos a través de publicaciones en español de circulación nacional, estaciones de TV en español, Internet y mediante llamadas de telemercadeo en español.

“Nuestro mensaje para los “profesionales de la estafa” es claro: la etapa de esconderse detrás de la publicidad en español ha llegado a su fin,” declaró Deborah Platt Majoras, Chairman de la Comisión Federal de Comercio. “Consumidores hispanohablantes pueden asegurarse de que la FTC y nuestros colegas en el cumplimiento de la ley están vigilantes.”

Estas acciones forman parte de la Iniciativa de Cumplimiento de la Ley y Educación Comunitaria para hispanos – una amplia campaña iniciada a principios del año 2003 que tiene como objeto identificar y detener el fraude dirigido a los consumidores hispanohablantes de los Estados Unidos. Esta campaña comprende: (1) un monitoreo activo de los medios de comunicación en español y de las quejas recibidas en dicho idioma; (2) acciones agresivas de cumplimiento de la ley contra comerciantes que estafan a los consumidores hispanos y (3) una amplia campaña educativa para hispanos que tiene como primera finalidad prevenir que se produzca el fraude y alentar un mayor nivel de denuncias del fraude contra consumidores.

Acciones de Cumplimiento de la Ley

AG Intercraft

La FTC presentó una demanda contra Amada Guerra, quien hacia negocios bajo el nombre AG Intercraft, en la cual se alega que Guerra perpetró una clásica estafa de esquemas de trabajo en casa enfocando sus operaciones en consumidores hispanos que se encontraban a la búsqueda de oportunidades de trabajo que no requirieran conocimiento del idioma inglés. Según lo que se establece en la demanda, Guerra o sus telemercaderes les dijeron a los consumidores que, a cambio del pago de un cargo, recibirían un trabajo fácil de ensamblado, como por ejemplo armar tarjetas de salutación o decoraciones navideñas. En los anuncios publicados por la demandada se promete que los consumidores pueden ganar entre $600 y $800 por semana. A los consumidores se les dijo que el dinero solicitado por adelantado (desde $96 hasta $106) les sería reembolsado integralmente una vez que el consumidor armara y enviara por correo una cantidad específica de los artículos ensamblados. En realidad, alega la FTC, virtualmente ninguna persona puede ensamblar la cantidad requerida de artículos artesanales ni ganar los ingresos prometidos por la demandada.

El 22 de septiembre, la Corte expidió una orden de interdicto temporaria o TRO (temporary restraining order) prohibiéndole a la demandada comprometerse en una conducta engañosa y congelando sus activos para preservar la posibilidad de obtener una compensación para los consumidores afectados. Desde entonces, la demandada ha accedido a aceptar una prohibición preliminar estipulada en base a los términos de la TRO en lo que se llega a una resolución final.

(La Comisión voto 5-0 para autorizar a su personal a presentar la demanda. La demanda fue presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de Florida, División de Orlando, en fecha 21 de septiembre de 2004.)

American Dream Enterprises

El día 23 de septiembre de 2003, la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida expidió una orden final contra American Dream Enterprises, LLC y su propietario Andrés Fernández Salvador. Los demandados, con base en Miami, comercializaron un suplemento dietético para bajar de peso – “Fat Seltzer” – el cual produce burbujas cuando se le agrega agua. Según lo que se establece en la demanda de la FTC que fue presentada en abril de 2004, los demandados afirmaron que la acción efervescente, al ser combinada con los ingredientes del producto Fat Seltzer, causa una pérdida de peso sustancial y permanente sin necesidad de hacer ejercicios físicos o dieta. Entre otras cosas, el acuerdo alcanzado les prohíbe a los demandados declarar que Fat Seltzer o cualquier otro suplemento dietético, medicamento o cosmético de venta libre causa una pérdida de peso sustancial sin necesidad de practicar ejercicios físicos o hacer dieta o que causa una pérdida de peso permanente. La orden judicial requiere que los demandados paguen un monto de $185,000 en concepto de compensación monetaria y contiene una cláusula acumulativa (avalanche clause) de aproximadamente $1.5 millones que se hará efectiva en caso de que la corte determine que los demandados tergiversaron su estado financiero.

(La Comisión votó 5-0 para autorizar a su personal a presentar la orden final estipulada.)

(La FTC presentó la demanda ante la Corte Federal de Distrito en fecha 16 de abril de 2004. Véase el comunicado de prensa fechado el 27 de abril de 2004.)

Call Center Express

La FTC demandó a tres compañías y seis individuos por ofrecimientos falsos de tarjetas de crédito no garantizadas a cambio del pago de un cargo adelantado. La FTC alega que Call Center Express Corporation, Abreu Advertising, Inc., bajo nombre comercial La Familia Group, Pro Line Card LLC, Edgar Alirio González, Pablo José Martínez, Liens Abreu, Rafael L. Abreu, Julio César Sandoval, y Carlos Felipe Méndez, les hicieron creer a los consumidores de manera engañosa que recibirían tarjetas de crédito no garantizadas, como por ejemplo tarjetas de crédito MasterCard o Visa, con un límite mínimo de crédito garantizado de $2,000. Cuando los consumidores llaman para solicitar las tarjetas, se les dice que deben pagar un cargo de entre $149 y $299 antes de recibir las tarjetas. Después de que los consumidores reciben las tarjetas, se dan cuenta que las tarjetas otorgadas por los demandados no son tarjetas de crédito no garantizadas, si no que son, en realidad, tarjetas que solamente pueden ser utilizadas para comprar artículos de los catálogos y sitios Web de los demandados. Según la FTC, los demandados comercializan sus tarjetas bajo los nombres La Familia Gold Card, Destiny MasterCard, Advantage Platinum Card y Pro Line Card, denominaciones que representan falsamente que las tarjetas de los demandados son tarjetas de crédito no garantizadas emitidas por MasterCard o Visa. En la demanda también se alega que los demandados se niegan a proveer reintegros a los consumidores, lo cual es contrario a lo que establecen en sus propios contratos escritos de las tarjetas.

El 16 de septiembre de 2004, la corte le concedió a la FTC una orden de interdicto temporaria (temporary restraining order) la cual congeló los activos de los demandados y designó un administrador interino. La FTC obtuvo una medida preliminar de reparación impuesta a todos los demandados, a excepción de Julio Sandoval, la cual les requiere que cesen la comercialización y venta de productos, servicios o programas relacionados con el crédito. Esta medida continúa manteniendo el congelamiento de los activos de los demandados para preservar la posibilidad de obtener una compensación para los consumidores afectados y mantiene la designación de un administrador que intervenga la gestión de la empresa demandada. Las prohibiciones preliminares estarán en vigor hasta tanto se complete la litigación del caso. Con referencia a los demandados Pro Line Card y Carlos Méndez, la corte dio continuidad a la TRO. hasta tanto se lleve a cabo la audiencia programada para el 13 de octubre y se determine si la orden permanecerá en efecto. La FTC continuará con su demanda legal contra Julio Sandoval.

(La Comisión votó 5-0 para autorizar a su personal a presentar la demanda. La demanda fue presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida, en Miami, en fecha 14 de septiembre de 2004.)

Compañía Americana

En respuesta a los cargos de perpetración de una clásica estafa de esquema de trabajo en casa presentados por la FTC, una operación con base en Los Ángeles, estipuló el 21 de septiembre de 2004 y la Corte le expidió una orden preliminar de interdicto. USS Elder Enterprises, Inc., America Vespucia Corporation, Ricardo Elder Partners, Inc.y Ricardo E. González, haciendo negocios bajo una serie de nombres ficticios y operando como empresa común, dirigían sus acciones contra consumidores hispanohablantes que se encontraban a la búsqueda de trabajos bien remunerados que no requirieran conocimiento del idioma inglés.

La FTC alega que los demandados ofrecieron un trabajo fácil de ensamblado de productos, como por ejemplo llaveros o artículos de joyería, mediante anuncios publicitarios publicados en varios periódicos y revistas en español, a cambio de que los consumidores pagaran un cargo de entre $50 y $180. A los consumidores interesados en el ofrecimiento, se les hizo creer que podrían ganar entre $112 y $700 por semana realizando dicho trabajo. En realidad, los consumidores que pagaron el cargo no recibieron el proyecto de trabajo de ensamblado prometido ni asistencia considerable para obtener dicho trabajo. Unos pocos, de existir alguno, logró las ganancias prometidas. Lo que recibieron los consumidores fue un folleto redactado en español que contenía una lista de compañías que supuestamente ofrecían oportunidades de trabajo en casa. Las compañías listadas en el folleto o bien ya no existían, o requerían el pago de cargos adicionales o no tenían ninguna relación con los demandados. Muchos de los consumidores afectados no pudieron conseguir los reintegros prometidos por los demandados.

El interdicto preliminar, que estará en vigor hasta que la corte expida un fallo definitivo sobre las alegaciones de la FTC, les prohíbe a los demandados las prácticas alegadas en la demanda de la FTC y les impone el congelamiento de sus activos. El interdicto les impide a los demandados representar que los consumidores obtendrán un proyecto de trabajo remunerado de ensamblado o asistencia considerable para obtener un trabajo de este tipo; declarar que los consumidores tienen probabilidades de ganar una importante suma de dinero y que los demandados proveerán reintegros a los consumidores; asimismo les prohíbe incumplir las disposiciones de la Regla de Ventas de Telemercadeo.

(La FTC presentó la demanda ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de California, en fecha 1º de septiembre de 2004. Véase el comunicado de prensa fechado el 7 de septiembre de 2004.)

FGH International

La FTC presentó una demanda contra FGH International Corporation, Inti California, Inc. y sus directivos Jaime Jhonny Rojas Villaneueva, también conocido como Jhonny Rojas, Wilson Rojas y Franco Morales. En la demanda se alega que los demandados se comprometieron en prácticas engañosas al comercializar y vender programas de instrucción para estudiar en casa, con los cuales los consumidores supuestamente aprenderían a hablar inglés o se capacitarían como mecánicos de automóviles.

En la demanda se alega que los demandados Van Nuys, domiciliados en California, se presentaban a sí mismos como afiliados con un programa gubernamental. A los consumidores alegadamente les dijeron que habían sido seleccionados por el gobierno para recibir materiales de instrucción subvencionados para aprender inglés o capacitarse como mecánicos de automóviles. En varias instancias, la FTC alega que independientemente de que los consumidores expresaran o no su consentimiento para pagar el supuesto precio de descuento por los materiales de estudio, los demandados les enviaron los programas de instrucción. Aquellos consumidores que se niegan a pagar son amenazados con acciones legales o con ser denunciados ante las autoridades de inmigración. Temiendo las amenazas, muchos consumidores hicieron giros transfiriéndoles el dinero a los demandados.

El día 28 de septiembre de 2004, la FTC obtuvo una orden de interdicto temporaria (termporary restraining order o TRO) a petición de la parte interesada prohibiéndole al demandado comprometerse en la conducta cuestionada en la demanda y una orden de congelamiento de activos para preservar la posibilidad de obtener una compensación para los consumidores afectados.

(La Comisión votó 5-0 para autorizar a su personal a presentar la demanda. La demanda fue presentada ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de California, en fecha 27 de septiembre de 2004.)

Rosario Partnership

Rosario Partnership y sus asociados, Leonardo Spelzini y Maite DeNegris; y Funes, Inc., y su presidente Héctor De Nigris han acordado llegar a un arreglo con la FTC con respecto a las declaraciones falsas y no fundamentadas sobre pérdida de peso que efectuaron en relación al producto “Celu-Fat Reductor.” En la demanda de la FTC se alega que los demandados domiciliados en Montclair, California efectuaron numerosas afirmaciones falsas en cuanto a pérdida de peso que están clasificadas con “bandera roja” incluyendo promesas que implicaban que los consumidores podrían “perder dos tallas de ropa en 10 días” y que podrían perder peso sin necesidad de hacer ejercicios físicos o dieta.

La orden final propuesta les prohíbe a los demandados efectuar afirmaciones respecto a que cualquier producto causa una pérdida de peso sustancial en los usuarios sin que éstos reduzcan la ingestión de calorías o aumenten la actividad de ejercicios físicos. Además, la orden les prohíbe a los demandados hacer declaraciones falsas o no fundamentadas relacionadas a la eficacia o seguridad de cualquier producto, servicio o programa relacionado a la salud, producto de pérdida de peso, suplemento dietético, alimento, medicamento o dispositivo. El acuerdo de resolución contiene una sentencia por $157,000 que ha sido suspendida debido al estado financiero de los demandados.

(La Comisión voto 5-0 para autorizar a su personal a presentar la demanda y la orden y sentencia final propuesta estipulada. La demanda y la orden y sentencia final propuesta estipulada fueron presentadas ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de California, el día 5 de octubre de 2004. La orden estipulada está sujeta a la aprobación de la corte.)

Actividades con Colegas Estatales y Locales

La FTC está trabajando con funcionarios locales y estatales para tratar las formas de prevenir y detener estas prácticas ilegales.

Los colegas de la FTC a nivel estatal y local a cargo del cumplimiento de la ley son: la Oficina del Fiscal General de California, la Oficina del Fiscal General de Illinois, la Oficina del Fiscal General de Nueva York, la Oficina del Fiscal General de Tejas, la Junta de Protección del Consumidor del Estado de Nueva York y la División de Asuntos del Consumidor del Condado de Montgomery en Maryland. Estos colegas han lanzado varias campañas de educación para el consumidor y/o presentado demandas legales contra perpetradores de fraudes dirigidos contra la comunidad hispana. Entre las demandas presentadas se encuentran: un caso de falsos diplomas de estudios secundarios; servicios fraudulentos de procesamiento de tarjeta de crédito/cheque y servicios falsos de asistencia inmigratoria.

En materia de educación del consumidor, la División de Asuntos de los Consumidores del Condado de Montgomery en Maryland está patrocinando un simposio llamado Hispanic Consumer Protection Symposium a realizarse en el mes de octubre y ha publicado “cupones” en periódicos locales en español que pueden ser devueltos por correo a las oficinas del Condado de Montgomery indicando los tipos de fraudes que están experimentando los consumidores. (Véase lista adjunta en la que se resaltan los logros alcanzados por los colegas.)

Majoras, Chairman de la Comisión Federal de Comercio declaró: “También deseamos agradecer al Servicio de Inspección Postal de los EE.UU. por su valioso apoyo y colaboración.” Y agregó: “Hemos trabajado efectivamente en el pasado y deseamos continuar con nuestro trabajo conjunto.”

Campaña de Educación del Consumidor de la FTC

Como parte de su programa de asistencia comunitaria para hispanohablantes, la FTC lanzó una campaña informativa para consumidores en idioma español llamada: ¡Ojo! Manténte alerta contra el fraude. Infórmate con la FTC (“Be on the alert against fraud. Stay informed with the FTC”) para complementar su iniciativa de cumplimiento de la ley contra fraudes dirigidos a los consumidores hispanos. La campaña incluye una serie de anuncios de servicio público de radio enviados a 217 estaciones de radio de todo el país y mensajes de aparición automática en sitios Web que están dirigidos a la audiencia de composición latina. Esta información les da a conocer a los consumidores la manera de presentar quejas de fraudes ante la FTC y cómo obtener información gratuita de la agencia sobre temas de interés de los consumidores. Se lanzó un programa piloto de la campaña de asistencia comunitaria en español en 11 ciudades con una importante o creciente población hispana, estas ciudades son: Nueva York, Washington, D.C., Atlanta, Miami, Raleigh, Chicago, Phoenix, Dallas, Houston, San Antonio y Los Ángeles.

El miércoles 13 de octubre, la Región del Medio Oeste de la FTC, conjuntamente con la Ciudad de Chicago, la Oficina del Fiscal General de Illinois, la Oficina del Fiscal General Estatal del Condado de Cook, el Servicio de Inspección Postal de EE.UU., la Oficina Federal de Investigaciones y Better Business Bureau, realizará una conferencia de un día de duración para discutir el tema de la asistencia comunitaria para hispanos y esfuerzos de aplicación de la ley.

La FTC tiene información sobre una cantidad de fraudes contra consumidores que está disponible en inglés www.ftc.gov y en español www.ftc.gov/espanol. En el día de hoy, la FTC está anunciando la aparición de seis nuevas publicaciones en español sobre reparación de crédito, telemercadeo, elección de un asesor de crédito y recomendaciones generales para evitar el fraude.

Además, la FTC está dando a conocer un informe que resume los resultados del Foro Educativo para hispanos y del Taller de Cumplimiento de la Ley realizados por la FTC y la Oficina de Atención de Víctimas de Delitos del Departamento de Justicia que se llevaron a cabo los días 12 y 13 de mayo de 2004. Las copias del informe estarán disponibles en el sitio Web de la FTC.

Se puede acceder a las copias de las demandas y los acuerdos propuestos anunciados en el día de hoy a través del sitio Web de la FTC: http://www.ftc.gov y también solicitándolas a: Consumer Response Center, Room 130, 600 Pennsylvania Avenue, N.W., Washington, D.C. 20580. La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales y para proveer información de utilidad al consumidor con el objetivo de identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja en inglés o en español (disponemos de consejeros bilingües para tomar quejas) o para obtener información gratuita sobre alguno de los 150 temas de interés del consumidor, llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357) o use el formulario electrónico de queja http://www.ftc.gov. La FTC ingresa todas las quejas relacionadas a fraudes de Internet y sistema de telemercadeo, robo de identidad y otras quejas sobre prácticas fraudulentas a una segura base de datos en línea llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que se encuentra a disposición de cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y en el extranjero.

Contacto con los medios de comunicatión:

Brenda Mack,
Office of Public Affairs
202-326-2182

Contactos con el personal:

Laura Koss o Elaine Kolis
Bureau of Consumer Protection
202-326-2890 ó 202-326-3042
(Coordinadoras de la Iniciativa en Idioma Español)

Contacto

Joni Lupovitz o Edwin Rodriguez
Bureau of Consumer Protection
202-326-3743 202-326-3147
(American Dream Enterprises)

Andrea Foster o Jessica Gray
FTCs Southeast Region - Atlanta
404-656-1356 404-656-1350
(Call Center Express)

Jeffrey Klurfeld o Kerry OBrien
FTCs Western Region - San Francisco
415-848-5100
(Rosario, Inc.)

Barbara Anthony o Robin Eichen
FTCs NERO - New York
212607-2828 212-607-2803
(Compaa Americana)

Reilly Dolan o Gregory Ashe
Bureau of Consumer Protection
202-326-3292 202-326-3719
(FGH)

Reilly Dolan o Gregory Ashe
Bureau of Consumer Protection
202-326-3292 202-326-3719
(AG Intercraft)

Rosario Mndez o lvaro Puig
Bureau of Consumer Protection
202-326-3749 202-326-3194
(Campaa OJO)

(American Dream Enterprises: FTC File No. 032 3193; FTC Matter No. X040042; Civil Action No. 04-20904-CIV-Highsmith/Turnoff)
(Call Center Express: FTC File No. 042-3117 ; Civil Action No. 04-222-89 CIV-Martinez)
(Rosario, Inc.: FTC File No. 042 3058; Civil Action No. No esta disponible a la hora de este comunicado)
(FGH: FTC File No. 042 3173; Civil Action No. CV04-8013)
(AG Intercraft: FTC File No. 042 3156; Civil Action No. 6:04-CV-1395-ORL-18 KRS)
(Compania Americana: FTC File No. 032-3128; Civil Action No. SACV-04-1039 AHS (ANx))