La Ftc Pone Freno A Un Negocio Fraudulento De Computadoras

La Estafa se Centró en Consumidores Hispanoparlantes

Para su información

La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) ha presentado cargos contra un negocio con base en California por defraudar a los consumidores hispanoparlantes que respondieron a su ofrecimiento de un sistema completo de computación a cambio de tres pagos de $199 sin necesidad de presentar un número de Seguro Social o efectuar un chequeo de crédito. La FTC alega que a pesar de lo que afirman los demandados, éstos no entregaron el sistema de computadora completo cuando los consumidores efectuaron el primer pago. En cambio, al abrir sus cajas supuestamente los consumidores solo encontraron teclados, bocinas, y otros accesorios periféricos que carecen de utilidad sin una actual computadora. Según los cargos de la FTC, en ese preciso momento los consumidores se enteraron de que no recibirían la computadora completa hasta tanto no efectuaran todos los pagos. Según la FTC, en ese momento algunos consumidores se dieron cuenta de que habían sido estafados y dejaron de seguir adelante con el plan. Otros consumidores efectuaron los dos pagos finales, que incluyendo los gastos de envío y despacho totalizaron más de $700 y terminaron recibiendo computadoras inservibles que estaban reconstituidas o dañadas y que no funcionaban. Una corte de Distrito de EE.UU. ha expedido una orden de interdicción temporaria interrumpiendo las prácticas comerciales de los demandados y congelando sus activos.

Según la demanda de la FTC, los demandados Unicyber Technology, Inc., Unicyber Gilboard, Inc.y Chul K. Han publicitaron sus sistemas de computación a través de anuncios comerciales de televisión difundidos en idioma español, afirmando ofrecer un plan de pagos que no requería poseer un número de Seguro Social o realizar un chequeo de antecedentes de crédito. La agencia alega que cuando los consumidores llamaron al número telefónico de acceso gratuito para ordenar el sistema, los representantes de venta de los demandados repitieron las afirmaciones efectuadas a través de sus anuncios, pero informaron a los consumidores que el monto de la cuota de pago era de $245 en lugar de $199, y que esta diferencia se debía a los costos de "envío y despacho." En algunos casos, los representantes de venta de los demandados intentaron vender otros artículos suplementarios - por medio de una práctica denominada upsell en inglés - ofreciéndoles a los consumidores accesorios periféricos adicionales, tales como grabadoras de CD o mejores componentes, como por ejemplo monitores con pantallas más grandes. Durante estas llamadas de venta, los representantes supuestamente también informaron a los consumidores que los demandados no aceptaban cheques personales o tarjetas de crédito, explicando que el envío sería entregado bajo el sistema de pago contra entrega (cash on delivery o C.O.D. en inglés) y que los consumidores debían obtener un instrumento de pago u orden de pago (money order en inglés) para dársela a la persona que les entregara el sistema de computación en el mismo momento de recibirlo. Los representantes les aseguraron a los consumidores que el sistema de computadora llegaría aproximadamente una semana después mediante un solo y único envío.

Según la FTC, los demandados les enviaron a los consumidores una gran caja etiquetada “Computadora" y "Frágil." Solamente después de pagar C.O.D. por este envío, los consumidores descubrieron que, en lugar de recibir un sistema completo de computación, la caja solamente contenía unos pocos e insustanciales accesorios periféricos de la computadora. La demanda de la FTC alega que, cuando los consumidores llamaron a la compañía para averiguar qué había sucedido con el resto de sus sistemas de computación, se enteraron de que los demandados no les enviarían las partes faltantes hasta tanto los consumidores enviaran los dos pagos restantes. Los representantes de los demandados informaron a los consumidores que recibirían el monitor de la computadora después de enviar por correo la segunda orden de pago y que la unidad central de procesamiento, comúnmente conocida como CPU, la recibirían luego de enviar el tercer pago.

La demanda de la FTC alega que algunos consumidores, creyendo haber sido engañados, renunciaron a continuar y se negaron a hacer pagos adicionales. Los consumidores que siguieron adelante con el plan de los demandados y efectuaron los tres pagos, fueron defraudados adicionalmente al recibir componentes inservibles en lugar de un sistema de computadora funcional - modelos antiguos de computadoras reacondicionadas o reconstituidas que se encontraban averiadas, que eran demasiado antiguas para funcionar con las aplicaciones disponibles actualmente o que, por alguna otra razón, no funcionaban correctamente. Aquellos consumidores que intentaron obtener reintegros de parte de los demandados, en general no los lograron.

El director del Bureau of Consumer Protection de la FTC Howard Beales dijo: "Creemos que estos defraudadores engañaron a los consumidores quitándoles millones de dólares. Ellos les prometieron un sistema completo de computación y solamente les entregaron aparatos inservibles sin ningún valor."

La demanda de la FTC alega que las prácticas comerciales de los demandados son engañosas y que violan la Ley de la FTC (FTC Act). Además, la FTC también alega que la operación de los demandados ha perjudicado sustancialmente a los consumidores y que continúa perjudicándolos. La demanda de la FTC solicita a la corte que les prohíba a los demandados comprometerse en futuras prácticas engañosas y que les imponga el pago de una compensación destinada a los consumidores afectados.

La FTC ha establecido una línea de asistencia para aquellos consumidores que puedan haber sido afectados por las prácticas comerciales de Unicyber. Los consumidores pueden llamar al 310-824-4393 – la información está disponible en inglés y español.

El resultado de la votación de la Comisión para autorizar al personal a presentar la demanda fue 5-0. La demanda fue presentada ante la Corte de Distrito de EE.UU. para el Distrito Central de California en fecha 9 de marzo de 2004.

NOTA: La Comisión presenta una demanda o reclamación cuando existe una “razón para creer” que la ley ha sido o está siendo violada, y cuando la Comisión considera que un procedimiento es de público interés. La demanda no es un fallo o sentencia respecto de la violación efectiva de la ley por parte del demandado. El caso será decidido por la corte.

Se puede acceder a las copias de la demanda a través del sitio Web de la FTC: http://www.ftc.gov y también solicitándolas a: Consumer Response Center, Room 130, 600 Pennsylvania Avenue, N.W., Washington, D.C. 20580. La FTC trabaja en favor del consumidor para la prevención de prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales dentro del mercado y para proveer información de utilidad al consumidor con el objeto de identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre algunos de los 150 temas de interés del consumidor llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357) o utilice el formulario de queja electrónico visitando http://www.ftc.gov. La FTC ingresa todas las quejas relacionadas a fraudes de Internet y sistema de telemercadeo, robo de identidad y otras quejas sobre prácticas fraudulentas a una segura base de datos en línea llamada Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que se encuentra a disposición de cientos de agencias de aplicación de la ley civil y penal en los Estados Unidos y en el exterior del país.

 

Contacto

Contacto con los medios de comunicatin:

Jen Schwartzman
Office of Public Affairs (en ingls)
202-326-2674

Contacto con el personal:

Jennifer Brennan o Kenneth Abbe (en ingls)
FTC Western Region - Los Angeles
310-824-4343